#NoComaCuento: Vacuna contra la covid-19 no magnetiza el brazo

En redes sociales se comparten, en forma masiva, decenas de videos en los que personas se pegan monedas, llaves, imanes e incluso cucharas a la piel, haciendo creer que se trata de un supuesto “efecto magnético” provocado por la vacuna contra la covid-19.

Algunas de las grabaciones exponen el asunto como algo divertido. Otros, como el divulgado por la doctora antivacunas Jimena Campos, alegan que el fenómeno es una prueba de que las inyecciones son dañinas y que deben evitarse.

“Me atreví a hacer el experimento de poner una llave sobre el área de la inoculación, y ahí se percibe un magnetismo, las llaves se me pegaron del brazo del señor”, dice Campos en su video.

En todos los casos, se trata de falsedades. La ciencia demuestra que es imposible que las vacunas contra la covid-19 magneticen el cuerpo al punto de causar la atracción de metales. La explicación sobre lo que se observa en los videos virales, es muy distinta.

Así lo corroboró La Nación, con base en la información que brindaron los especialistas Arturo Ramírez y Andrey Herrera, doctores en física e investigadores de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Otros medios de comunicación internacionales, como BBC, Reuters, Forbes y Chequeado, también han desmentido ese tipo de falsedades.

No contienen imanes ni metales

Arturo Ramírez, quien trabaja en el Centro de Investigación en Ciencia e Ingeniería de Materiales (Cicima), de la UCR, explicó que los materiales que se pueden magnetizar se califican como ferromagnéticos, y usualmente se componen de metales como el hierro, el cobalto y el níquel.

Según el investigador, las inmunizaciones contra la covid-19 no contienen ninguno de esos metales, ni ningún otro material ferromagnético.

Algunas inoculaciones contra otras enfermedades tienen una pequeña cantidad de aluminio, un tipo de metal no magnético, pero aclaró que ese ni siquiera es el caso con estas inmunizaciones.

De acuerdo con el investigador, las inmunizaciones contra el virus SARS-CoV-2 se fabrican con distintos ingredientes que pertenecen, principalmente, a la familia de los lípidos (grasa), la sacarosa (azúcar) y las sales.

Las sales, explicó Ramírez, no pueden producir más que un magnetismo sumamente pequeño, “casi despreciable”, en comparación con el campo magnético que tienen todas las personas en su estado natural.

Indicó que si las vacunas utilizaran metales ferromagnéticos, el líquido sería opaco y sus niveles de toxicidad serían muy altos.

“Esas empresas no pueden mentir sobre la composición, pues esas sustancias se monitorean constantemente por laboratorios independientes para control de calidad. De mentir y no reportar sustancias tóxicas en niveles altos, se exponen a demandas millonarias y cancelación de licencias”, explicó Ramírez.

El investigador también aseguró que la cantidad de metal que se requeriría introducir para que el cuerpo pudiera sostener un imán o una cuchara, no cabría en unos cuantos mililitros.

Además, aunque el líquido se aplique en el brazo, el fármaco no se queda ahí, sino que se distribuye por todo el cuerpo por medio del torrente sanguíneo.

¿Por qué se quedan pegadas las monedas?

Según Óscar Andrey Herrera, doctor en física y catedrático de la UCR, existen otras razones por las que nuestro cuerpo podría producir campos magnéticos. Por ejemplo, por corrientes eléctricas que ocurren naturalmente en el cuerpo, o por fricción.

“Básicamente lo que está sucediendo es que por alguna razón, por ejemplo fricción, vos te cargás positivamente, liberás esos electrones.

“Y como hay una descompensación de cargas, cuando vos tocás un objeto, en este caso una moneda o algo así, que tiene electrones en su capa más externa, va a ser muy fácil que se vengan hacia vos, porque vos estás cargada positiva, y las cargas de signos opuestos se atraen; entonces se quedan como pegados”, explicó.

Sin embargo, las vacunas no tienen nada que ver con el magnetismo que un cuerpo pueda generar.

La otra opción, apuntó Ramírez, es que los videos sean simples bromas o montajes.

Así lo señaló también el físico Eric Palm, experto en magnetismo, en entrevista con el programa Reality Check, de la BBC.

“Usted podría muy fácilmente conseguir que una moneda se le pegue a la piel, como lo hicimos todos de niños, cuando nos poníamos monedas en la frente, por los aceites de la piel, o alguien podría estar usando trucos, como el residuo de una curita o alguna sustancia pegajosa”, explicó Palm a la BBC.

#NoComaCuento envió un mensaje a la médica Jimena Campos, para consultarle sobre las afirmaciones falsas que hace en su video viral. La doctora respondió que no tiene interés en comentar al respecto.

Campos tiene una investigación abierta en el Colegio de Médicos, por recomendarles a las personas que no se vacunen.

Fuentes Consultadas:

- Doctor Arturo Ramírez, investigador del Centro de Investigación en Ciencia e Ingeniería de Materiales (CICIMA).

-Doctor Oscar Andrey Herrera, físico y catedrático de la Universidad de Costa Rica.

-BBC: Vacunas contra covid-19: No, tu inyección no es magnética

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.