Patricia Recio.   4 agosto
Municipalidad de Santa Ana confirmó que su alcalde Gerardo Oviedo dio positivo con covid-19. Cortesía

Desde el sábado 25 de julio, el alcalde de Santa Ana, Gerardo Oviedo, comenzó a presentar síntomas de resfrío. Su médico, según relató el jerarca municipal, le dijo que se trataba de una alergia o inflamación.

Al domingo siguiente, 2 de agosto, al jerarca municipal le confirmaron que tenía covid-19.

El problema es que durante esos ocho días de síntomas, Oviedo se presentó al edificio del ayuntamiento e incluso participó de un almuerzo-reunión con los alcaldes de Escazú y Mora.

Como relató a La Nación este lunes, ahora se encuentra en su casa y se incapacitó por los 14 días que ordena el Ministerio de Salud, durante los cuales debe mantenerse en aislamiento. Aseguró que no ha presentado complicaciones.

Otros 20 funcionarios de la Municipalidad también fueron enviados a cuarentena, además los alcaldes de Escazú, Arnoldo Barahona, y de Mora, Alfonso Jiménez.

“Toda el área de la Alcaldía está en aislamiento, de Recursos Humanos son como cuatro funcionarios, porque el contacto mío es una funcionaria que dio positivo el sábado; yo venía con síntomas desde el 25 de julio, pero el médico me dijo que era una alergia y una inflamación y me mandaron tratamiento, como ella salió positiva el sábado, me hice la prueba ayer (domingo) con mi hijo que es microbiólogo y en la tarde ya tenía el resultado”, narró.

Según dijo, la semana anterior acudió el miércoles a la Municipalidad porque se estaban trasladando de edificio, por esa misma razón, el jueves y viernes el Ayuntamiento estuvo cerrado, pero reconoce que él sí estuvo en el lugar en “algunos momentos”, por lo que tuvieron que hacer una desinfección total tras conocer el resultado de la prueba.

Consultado sobre la razón de sostener el encuentro presencial con los otros alcaldes a pesar del llamado de las autoridades a evitar este tipo de reuniones y sobre todo a no salir cuando se tienen síntomas de gripe, Oviedo reconoció el error.

“Tienen toda la razón”, admitió en referencia al tema.

“Don Arnoldo dijo que nos invitaba a un almuerzo, cumplimos todos los protocolos. Yo andaba con mascarilla y careta porque tenía un tipo de gripe, por eso preferí ir con las mayores medidas de protección posible; siempre estuve a distancia, con Arnoldo, como a cinco metros, y con Alfonso, a unos tres metros, y los muchachos de Riesgo y periodismo estuvieron muy lejos”, añadió.

Petición de apertura

La reunión que sostuvieron los representantes de los gobiernos locales del oeste tenía como fin acordar una serie de medidas, para solicitarle al gobierno que se le permita a las actividades económicas de esos tres cantones continuar en operación como en esta semana de apertura, durante la próxima semana, que correspondería la fase de cierre a partir del próximo 10 de agosto.

Los alcaldes continúan cuestionando las razones para el establecimiento de una alerta naranja en esas comunidades.

Oviedo añadió que si bien se ha dicho que existe una mesa de diálogo con la Comisión Nacional de Emergencias y demás entidades que conforman el grupo donde se analizan las alertas para cada cantón, las veces que han acudido es para contarles lo que se va a hacer y no para escucharlos o aclarar dudas.

“En estos temas no nos sentimos representados, no se baja la información a los alcaldes, si fuese así, que hay representantes de los gobiernos (locales), deberían consultarnos a todos, porque todos tenemos realidades diferentes. Yo no estoy pidiendo que nos pasen a amarillo, sino que flexibilice lo del 10 al 21 (de agosto)″, añadió.

El alcalde dijo que este martes harían llegar a Casa Presidencial el documento con las solicitudes y los protocolos que diseñaron en conjunto con cada uno de los sectores, al tiempo que desmintió que acordaran quitar el apoyo de la Policía Municipal y los vehículos que prestan los municipios para la entrega de ayudas.

“Muchas personas dicen que aún estando con covid voy a oponerme a las medidas, yo no es que me oponga a las medidas del Ministerio, pero si fuesen tan efectivas no nos contaminaríamos nadie y esto funcionaría a la perfección. Lo que digo es que entre todos podemos lograr que esto se corrija, que entre todos podamos aplanar la curva, tiene que participar Gobierno Central, gobiernos locales, empresarios y el pueblo, las municipalidades somos las que estamos más cerca de las comunidades”, añadió.

El ministro de Salud, Daniel Salas, se refirió a las solicitudes de los alcaldes durante la conferencia de prensa del lunes.

Salas dijo que hay una mesa que analiza las alertas y que es ese grupo el que lleva las dinámicas y la atención con cada uno de los gobiernos locales.

“Los alcaldes tienen espacio para despejar dudas”, dijo.

Consultado sobre el encuentro que sostuvieron los tres representantes de Escazú, Mora y Santa Ana, el ministro insistió en que se debe evitar al máximo las reuniones presenciales.

“Recordemos que está recomendado al máximo el teletrabajo y para las reuniones existe la modalidad virtual, hay plataformas para cualquier actividad, a menos que exista una ley que diga que no se puede hacer virtual. Lo ideal es que todas las reuniones sean virtuales va para alcaldes, ministros, cualquier funcionario que sea, por favor en la medida de lo posible que sean reuniones virtuales”, reiteró.