Bismarck Méndez celebra, virtualmente, día del Padre con su hija, a quien no ve hace dos años

Luciana vive en México y el coronavirus ha impedido que se vean físicamente. En esta fecha el presentador protagoniza una campaña en la que se promueve la importancia de conectarse con quienes más amamos.

La pandemia del coronavirus provocó que el presentador de De boca en boca, Bismarck Méndez vea muchos menos, físicamente, a su hija Luciana Méndez, su gran amor.

Luciana vive con su mamá en Monterrey, México, sin embargo, antes era habitual que el presentador viajara para convivir con la adolescente. Se veían al menos tres veces por año.

En medio de una distancia que se hizo más grande, el también actor recurre a la tecnología para encontrarse virtualmente con su hija y esto es lo que se refleja en una campaña digital que protagoniza en el marco del Día del Padre.

Bismarck forma parte de Conéctate con tu papá, una iniciativa que la empresa de calzado multimarca Grupo A lanzó para promover el valor de mantener conexiones con los seres amados, específicamente con los padres.

Un encuentro especial

Específicamente para este proyecto, que se puede ver en redes sociales, Bismarck Méndez protagoniza un encuentro virtual con Luciana. Se trata de algo común en su día a día, pero que a veces no se logra a raíz de las responsabilidades de la adolescente, quien cursa el último año de secundaria.

“El tiempo con mi hija es sumamente maravilloso, así como las veces que nos conectamos y hablamos. Como ella vive en México siempre nos estamos hablando día a día de las ilusiones, metas y de las cosas que quiere hacer”, cuenta Bismarck.

Luciana, de 16 años, dice que a ella le emociona contarle a su papá de su vida. Si bien la chica vive con su mamá y ha residido en varios países, los primeros años de su crianza los pasó en Costa Rica, por lo que el presentador siempre ha sido muy cercano a ella.

“Hablamos de nuestras preocupaciones, de nuestros sueños y del día a día. Es un amigo convertido en papá. Solo sé que muchas veces solo necesito su consejo. Es muy importante para mí. El otro día hasta unos zapatos que se compró me mostró y modeló”, dice la estudiante en el video.

Méndez contó a Viva que este tiempo sin ver a su hija físicamente ha sido complicado, porque si bien se comunican por videollamadas, él resalta la falta que le hace abrazarla y realizar diferentes actividades juntos.

“Nos encanta ir a la playa, pasear, ver películas y bailar. El no tener esa presencia lo entristece a uno. Hablamos a diario. Estamos en comunicación. Como ella está en el último año de colegio y con exámenes, a veces todo se enreda un poco, pero siempre estamos en contacto”, dijo.

Bismarck, de 48 años, continuó: “Los primeros años estuvo conmigo. Si bien siempre ha vivido con la mamá que no fue mi esposa, la crianza había sido de los dos cuando ella estaba aquí. Luciana ha vivido en Argentina, Panamá y ahora en México. Hubo un tiempo en el que volvieron y ella estuvo en Costa Rica por tres años”.

Bismarck describe la paternidad como “lo más hermoso del mundo que le pudo haber dado Dios”.

“Dios siempre me ha bendecido con muchas cosas: con mi papá, mamá, hermanas y las cosas que me salen en la vida. Pero nunca sentí algo tan real como cuando supe que sería papá. Los papás y mamás me entienden. Tenés un chip inexplicable. Uno siempre se acuesta,se levanta y siempre está pensando en cómo está, en este caso, mi hija”, detalla.

El papá dice que espera ver a su hija en dos meses, pues anteriormente cuando él iba a ir a México se complicaba el tema de la pandemia en el país y viceversa cuando Luciana pensaba visitarlo.

Amor de hijo

En esta producción, que transmite el mensaje de buscar la manera de compartir aún en medio del ajetreo diario y de las restricciones derivadas de la pandemia, Bismarck convive, virtualmente, también con su padre don Elías Méndez, de quien heredó el amor por la naturaleza y por el ejercicio, esto luego de que el señor le inculcara la importancia del trabajo en la tierra.

Ellos conversan con frecuencia a través de videollamadas.

Bismark Méndez, además de ser presentador se encarga de su gimnasio y trabaja como generador de contenido. Para grupo A es embajador de varias marcas.