Marco Marín.   11 diciembre, 2018
Las capturas se lograron en El Roble de Puntares, confirmó el director de la Policía Penitenciaria, Pablo Bertozzi. Foto: OIJ para LN

Tres de los cinco jóvenes que se fugaron del Centro de Formación Juvenil Zurquí, el sábado anterior, fueron detenidos por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) este martes por la mañana en El Roble de Puntarenas.

Así lo confirmaron el Ministerio de Justicia y Paz y la Policía Judicial luego de realizar las detenciones.

De acuerdo con Pablo Bertozzi, director de la Policía Penitenciaria, los muchachos se encontraban en la casa de los padres de uno de los sospechosos y, por medio de una denuncia confidencial, fueron ubicados.

Dos de los detenidos este martes tienen 17 años y uno 16, mismas edades de los que permanecen en fuga.

“El lunes al mediodía nos ingresa información sobre los menores. Se coordina con el OIJ de Puntarenas, se ubican y a las 6:15 a. m. de este martes se procede con la detención, luego de que ellos salieron por sus propios medios. Tenían aproximadamente dos días de estar en el lugar”, mencionó Francisco Velásquez, jefe interino de la sección de Capturas del OIJ.

Agregó que será el Ministerio Público el que determine si se abre una investigación contra los progenitores, dueños del inmueble en el que se hicieron las capturas.

Los muchachos que se escaparon de las instalaciones del Centro, ubicado en San Miguel de Santo Domingo de Heredia, estaban recluidos por los delitos de homicidio calificado, robo simple, tentativa de homicidio y robo agravado y descontaban penas de entre uno y siete años.

Tras la detención, Bertozzi aseguró que los menores serán trasladados a otro centro penal de “mayor contención”.

Ver más!
¿Qué pasó?

El sábado a las 5 p. m. las autoridades penitenciarias se percataron que los adolescentes no se encontraban, luego de hacer un conteo de rutina.

Según la investigación del OIJ, al parecer los menores evadieron los controles de seguridad y se brincaron una cerca de malla con alambre de navaja.

Luego abordaron un bus que venía de Guápiles y se dirigía a San José y se bajaron en la última parada.

“Creemos que los muchachos aprovecharon la aglomeración de gente y detectaron los puntos de vigilancia descuidados para fugarse. Logró determinarse que tomaron un bus y eso nos dio la posibilidad de buscar direcciones y otros datos que nos permitieron ubicar tres en Puntarenas, de los otros dos no tenemos datos”, afirmó Velásquez.

De los dos jóvenes que siguen en fuga, solo uno de ellos tiene tatuajes. Precisamente, esta tarde la Policía Judicial reveló las fotos de estos, con el objetivo de que si alguna persona los identifica se comunique de manera confidencial a la línea 800-8000-645.

Bertozzi, por su parte, dijo que los operativos de búsqueda de la Policía Penitenciaria y y otros cuerpos policiales persistirán en los próximos días.

Ver más!
Refuerzo

Este martes, el Ministerio de Justicia informó de que la ministra Marcia González visitó el domingo anterior las instalaciones del centro de reclusión para hacer una revisión de la infraestructura, así como para una inspección detallada de la seguridad, la cual se ha visto vulnerada por acontecimientos recientes.

Como medidas inmediatas se ordenó reforzar la malla perimetral y los ámbitos en los que se encuentran ubicados los jóvenes. Además, indicaron que se robustecerá la seguridad del centro; sin embargo, no detallaron cómo lo harán.

González anunció que se llevará a cabo una investigación completa de lo sucedido, con el fin de establecer las responsabilidades correspondientes.

“Mantenemos nuestro compromiso con la ciudadanía para que confíen en el trabajo del personal del Sistema Penitenciario. Continuamos superando los grandes retos y situaciones complejas que hemos tenido que enfrentar, que en algunos casos son consecuencia de acciones que se han pospuesto en el pasado", argumentó González.

Antecedente

Otra de las fugas del centro se registró el pasado 8 de setiembre, cerca de las 8 p. m., cuando los oficiales se percataron de que cuatro jóvenes burlaron la seguridad de la cárcel, luego de hacer un hueco en una de las mallas.

En aquella ocasión, los fugados permanecían en la sección B, la cual es asignada a indiciados menores.

Menos de 24 horas después, oficiales de la Policía Penitenciaria detuvieron a dos de los muchachos, mientras que los otros dos permanecieron en fuga cerca de 15 días. Ellos fueron hallados en una cuartería ubicada en Pueblo Nuevo de Pavas.

En esa oportunidad trascendió que los fugados no tenían un perfil de alta peligrosidad. Sin embargo, la versión contrastó con la que brindó el OIJ, según la cual uno de los jóvenes era de la banda de Erwin Guido Toruño, alias El Gringo, y estaría relacionado con el doble homicidio descubierto en un microbús en el parque La Sabana, en diciembre del año pasado.

Colaboró la periodista Eillyn Jiménez B.