Juan Diego Córdoba.   1 junio
El Antonov AN-124 pertenece a la aerolínea rusa Volga-DNEPR Airlines. Fotografía: Michael Sanabria para La Nación.

Luego de un vuelo de casi cinco horas, el Antonov AN-124 entregó el paquete de 30 toneladas perteneciente a la empresa APM Terminals, concesionaria de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM).

El gigante ruso hizo un recorrido de 3.300 kilómetros entre el aeropuerto internacional de Baltimore, Estados Unidos, hasta el Juan Santamaría, en donde descargó este viernes por la noche el transformador que requiere APM Terminals, para solventar los problemas eléctricos que dejó sin fluido las seis grúas pórticas del megapuerto.

Un problema en su transformador actual, cuya causa aún se desconoce, obligó a la concesionaria a contratar a una de las aeronaves más grandes del mundo para que hiciera la entrega exprés de la carga, debido a que por vía marítima hubiera tardado semanas.

La nave salió del estado de Maryland, Estados Unidos a la 1:57 p. m. hora nacional, y aterrizó en Alajuela a las 6:46 p. m.

Momento en que descargaban el transformador de 30 toneladas perteneciente a APM Terminals. Fotografía: Michael Sanabria para La Nación.

La empresa portuaria holandesa que administra la TCM, estima que por no poder atender 19 embarcaciones durante ese tiempo, perdió cerca de $3 millones.

Los navíos que llegaron a Moín, tuvieron que descargar o cargar mercancias en el muelle de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva).

Con una solución temporal, APM Terminals retomará la atención de buques este sábado 1°. de junio, mientras que instalan el pedido traído de Estados Unidos.

El gigante ruso hizo un recorrido de 3.600 kilómetros entre Baltimore, Estados Unidos y Alajuela, Costa Rica. Fotografía: Luis Corrales para La Nación.

Esta es la segunda aeronave más grande del mundo producida en serie, se fabricó en Ucrania y pertenece a la aerolínea rusa Volga-DNEPR Airlines.

Estas aeronaves son frecuentemente utilizadas para transportar locomotoras, yates, fuselajes de aviones y otro tipo de carga de grandes dimensiones.

El avión mide 69 metros de largo y 73 metros de ala a ala, y solo hay 56 naves de este tipo en el mundo.

El gigante ruso despegó a las 10:20 a.m. de este sábado, hacia el aeropuerto internacional George Bush, ubicado en Houston, Estados Unidos.