Aarón Sequeira.   21 enero
La diputada Shirley Díaz, del PUSC, fue la proponente de la moción. Foto: Melissa Fernández

Con un voto de diferencia, el plenario de la Asamblea Legislativa aprobó este lunes una moción para solicitarle al presidente de la República, Carlos Alvarado, abstenerse de firmar la norma técnica sobre el aborto terapéutico.

El aborto terapéutico es el que se realiza cuando está en riesgo la vida de la madre o cuando el bebé viene con alguna malformación congénita incompatible con la vida después del parto.

Ver más!

La propuesta de la socialcristiana Shirley Díaz recibió el apoyo de diputados de la Unidad Social Cristiana, Restauración Nacional, Integración Nacional, Republicano Social Cristiano y del bloque independiente autodenominado Nueva República.

La moción se votó a las 3:40 p. m., luego de varios recesos que los jefes de fracción se tomaron para discutir sobre esas y otras dos mociones sobre temas afines.

El pronunciamiento recibió el apoyo de 27 legisladores, mientras que 26 se pronunciaron en contra.

La moción aprobada dice: “Para que el Plenario Legislativo acuerde enviar una respetuosa excitativa al señor presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, para que se abstengan de emitir o ampliar vía decreto, interpretación, regulación, protocolo, reforma legal o cualquier norma en relación al aborto impune del artículo 121 del Código Penal”.

La norma técnica es un mecanismo mediante el cual el Poder Ejecutivo pretende regular la implementación del aborto terapéutico.

El artículo 121 del Código Penal despenaliza el aborto cuando la vida de la madre corre peligro. No obstante, muchos médicos tienen inquietudes sobre su aplicación.

“No es punible el aborto practicado con consentimiento de la mujer por un médico o por una obstétrica autorizada, cuando no hubiere sido posible la intervención del primero, si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y este no ha podido ser evitado por otros medios”, dice literalmente el artículo.

Muchos doctores no realizan aborto terapéutico alegando falta de claridad sobre la legislación. También temen por las implicaciones legales del procedimiento y, a la vez, señalan razones éticas.

Votaron a favor de la moción los nueve legisladores de la Unidad, seis de Restauración, siete del bloque independiente, dos del PIN, dos del Partido Republicano y el independiente Erick Rodríguez Steller.

En contra votaron 14 liberacionistas, nueve del PAC, uno del Frente Amplio y una legisladora del PIN.

A la hora de la votación estaban ausentes los verdiblancos Wagner Jiménez y Luis Antonio Aiza, así como la oficialista Laura Guido y Floria Segreda, del bloque Nueva República.

Antes de que se votara el pronunciamiento, José María Villalta, del Frente Amplio, habló en contra de que un pronunciamiento de ese tipo se plantee y apruebe como una moción de fondo, pues dijo que las “proposiciones de los diputados” deben tramitarse por otra vía y de otra manera, dando más espacio a cada legislador para el debate.

Entre las consideraciones de los congresistas que votaron a favor de la moción, estuvieron las siguientes:

1. La vida constituye el primero y fundamental derecho.

2. La protección del derecho a la vida se encuentra contemplado en el artículo 21 de la Constitución Política de Costa Rica: “La vida humana es inviolable”.

3. Desde el momento de su concepción, se inicia una nueva vida, que no es la del padre ni la de la madre, sino la de un nuevo ser humano.

4. Respetuosos de la división de poderes, se recuerda al Poder Ejecutivo que ninguna de sus actuaciones ni decisiones pueden ser contraria a la normativa vigente.

Una vez que se aprobó la moción contra la norma técnica sobre aborto terapéutico, los diputados que aprobaron la iniciativa aplaudieron dentro del salón plenario.

A pesar de que José María Villalta promovió una revisión de la moción, esta fue desechada con 28 votos en contra y 27 a favor.

Se aprobó, además, una moción del republicano Otto Roberto Vargas en la que los legisladores, por amplísima mayoría, le piden a Alvarado que les ponga en conocimiento de la norma técnica sobre aborto impune que está considerando firmar.

Esa iniciativa tuvo 11 votos en contra (PAC, Frente Amplio y uno del PIN).

Por su parte, 44 congresistas sí estuvieron a favor de exigirle al mandatario ese documento, incluyendo a la fracción de Liberación Nacional en pleno.

PLN: ‘Contra aborto libre y contra cualquier maniobra para abrir portillos’

Mientras que las otras dos mociones contra el aborto terapéutico se aprobaron, la del Partido Liberación Nacional (PLN) no prosperó.

En ella, los liberacionistas aseguran tener una posición absolutamente contraria al aborto libre y contra cualquier maniobra para abrir portillos en la legislación.

“Creemos en el derecho de los no nacidos y estamos comprometidos con su defensa”, dijo el jefe liberacionista, Carlos Ricardo Benavides.

No obstante, el verdiblanco aseguró que su partido cree que, como lo han establecido organizaciones internacionales desde el punto de vista científico, el artículo 121 del Código Penal está siendo “deficientemente aplicado” por la inexistencia de una norma que lo complemente desde el punto de vista técnico.

Según Benavides, le están pidiendo al Ejecutivo transparencia sobre el borrador de la norma técnica y no estar debatiendo en el plenario sobre fantasmas ni supuestos.

“En segundo lugar, pedimos que hagan esa norma técnica sin abrir portillos de ninguna naturaleza, ajustados a lo establecido en el artículo 121 del Código Penal”, dijo el vocero verdiblanco.

En cuanto a la discusión que ocupó todos los discursos del plenario, el jefe del Partido Acción Ciudadana (PAC), Víctor Morales Mora, afirmó que hay un “planteamiento equivocado”, porque en la Asamblea Legislativa no se está legislando ni se está conociendo ningún proyecto de ley para que haya “aborto libre” ni para que haya “nuevas causales de aborto”.

“En materia de aborto, en estos cuatro años aquí no va a pasar nada. Lo único que debería suceder es que el Ejecutivo emita una norma técnica que estamos debiendo hace años y que no va a venir a ampliar los contenidos que hoy tiene el artículo que habla del aborto impune”, dijo Morales.

Agregó que, antes de generar el ambiente de que se aprobará una legislación abortista en el Congreso, hay que manejarlo con un enorme sentido de responsabilidad.

Morales dijo que no se le puede pedir al Ejecutivo que no emita una norma técnica, porque es una obligación que tiene el Gobierno y una obligación desde hace muchos años.