Patricia Recio.   10 febrero
Aparatos y señales de videovigilancia quedaron en las vías sin uso, producto del fallido proyecto anterior. Foto: Albert Marín.

A partir del tercer trimestre del próximo año, comenzarán a operar 207 equipos de videovigilancia en carretera.

Los sistemas forman parte de un nuevo plan de control de tránsito con el uso de cámaras y se ubicarán en toda la ruta de Circunvalación, así como el casco central de San José, además de rutas periféricas en donde funcionan carriles exclusivos de buses como Guadalupe, Tibás y San Pedro de Montes de Oca.

Disminuir el número de muertes en carretera es el primer objetivo del denominado Sistema Integrado para el Control de la Movilidad (SICOM), explicó el viceministro de Transportes, Eduardo Brenes.

Ver más!

El responsable de la operación por los primeros cuatro años será el consorcio Gestión Tecnológica que resultó adjudicado por $49 millones, proceso que aún debe ser avalado por la Contraloría General de la República.

Una vez que quede firme la adjudicación, la empresa tendrá un año para construir y equipar un centro de control desde donde se monitorearán las cámaras.

Edwin Herrera, director del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), explicó que los aparatos se colocarán en puntos elegidos por tratarse de zonas de alta densidad de vehículos, aunque en la siguiente fase el proyecto se puede llevar a otras rutas del país.

¿Cómo funcionará?

Ver más!

Herrera explicó que el nuevo sistema comprende un plan integral que, a diferencia del proyecto anterior, no solo busca multar por exceso de velocidad.

Entre las sanciones que se aplicarán mediante este sistema están el irrespeto al carril exclusivo de buses, semáforos en rojo, restricción vehicular, virajes no permitidos y además generará datos de conteo y clasificación de vehículos para la toma de decisiones de Ingeniería de Tránsito.

También serán sancionados automáticamente los vehículos de carga que evadan las estaciones de pesaje.

Otra de las novedades de la propuesta es que generará alertas para la Policía de Tránsito y el Poder Judicial donde se identifiquen piques.

Ver más!

Entre multas y datos que arrojará completan nueve servicios, informó Rocío Gamboa, directora del departamento de Asesoría en Tecnología de Información.

En cada uno de los puntos donde se coloquen las cámaras habrá tres tipos de tecnología que incluyen la fotomulta, videovigilancia y videoanalítica.

En el caso de los dos primeros, significa que en el momento que un conductor incumple con una regla de tránsito, inmediatamente se enviará al Cosevi una foto y un video de 20 segundos sobre el comportamiento del vehículo en cuestión.

En tanto, la videoanalítica, lo que permitirá será el conteo y clasificación de los vehículos.

“Significa que yo le puedo dar seguimiento a una placa en particular y puedo tener el recorrido de esa placa mientras pase por donde tengo la tecnología instalada. La idea es que en siguientes fases este proyecto sea de utilidad para otras instituciones como el Organismo de Investigación Judicial”, explicó la funcionaria.

Además, cada equipo irá acompañado de un radar de velocidad y habrá señalización en los puntos donde se instalen estos equipos.

Para las notificaciones, los propietarios de los vehículos podrán registrar de manera voluntaria su correo electrónico a fin de recibir la información en tiempo real y así, en caso de que sea un tercero quien realice la infracción, conocerlo en el momento.

De lo contrario, la infracción será notificada mediante el cobro del derecho de circulación.

Centro de monitoreo

El proyecto adjudicado contempla, además de la instalación de un centro de monitoreo que se ubicará en el Cosevi , un videowall que estará en el departamento de Ingeniería de Tránsito del MOPT, el cual permitirá tomar decisiones, como por ejemplo, tiempos de semáforos o ajustes en giros.

También dispondrá de un sistema de alertas para la Policía de Tránsito, las cuales llegarían en caso de que se detecte que en una zona se realizan piques para desarrollar un operativo en tiempo real.

Los sistemas también podrán ser trasladados de un punto a otro.

El director del Cosevi anunció que además pretenden realizar mejoraa en el portal web de la entidad para el registro de los conductores y la consulta de infracciones, también se dispondrá de una aplicación móvil y de notificaciones por mensaje de texto.

Actualmente, solo unos 40.000 de un total de más de un millón de propietarios de vehículos tienen registrados sus correos electrónicos.

El Sicom se alimentará de datos del Registro Nacional de la Propiedad, el Instituto Nacional de Seguros (INS) y la empresa Riteve.

En el 2011, se implementó un sistema que chocó con decisiones de la Sala Constitucional. Posteriormente, en 2017 se planteó la posibilidad de volver a utilizar estos aparatos, sin que a la fecha se haya concretado el proyecto.

Una de las correcciones más importantes que requirió el plan de 2011 fue definir la forma de notificación. Con ese fin se emitió el Reglamento para la Implementación del Sistema de Control Automatizado para la Detección de Infracciones a la Ley de Tránsito por Vías Públicas Terrestres y seguridad vial, N° 9078 , publicado en el diario oficial La Gaceta el 17 de julio del 2017.