Silvia Artavia.   23 agosto
El jefe de fracción del PLN, Carlos Ricardo Benavides, y el presidente Carlos Alvarado firmaron el convenio este jueves en Casa Presidencial, en Zapote. Foto: Graciela Solís.

En medio de una turbulenta coyuntura sobre la reforma fiscal, los diputados de Liberación Nacional (PLN) y el presidente Carlos Alvarado firmaron un acuerdo sobre saneamiento de las finanzas públicas y reactivación económica.

Con el acuerdo, el gobierno se comprometió a apurar la reforma al empleo público y a revisar si el Estado verdaderamente esté percibiendo un ahorro con los recientes recortes a las pensiones de lujo.

El Gobierno y el PLN no precisaron cuáles serían los cambios que contendría la reforma al empleo público. Sin embargo, sí acordaron que el borrador de la propuesta estaría listo a finales de este 2018.

Asimismo, el jefe de fracción de Liberación, Carlos Ricardo Benavides, aseguró el proyecto final estará disponible durante el primer trimestre del 2019.

“Nos habían dicho que lo tendrían listo en junio del año entrante. Nosotros creemos que eso no es aceptable y les hemos planteado que presentaran este año el esquema. Ellos se comprometieron a hacerlo antes de final de año y a presentar el proyecto final durante el primer trimestre (de 2019)” comentó Benavides.

En entrevista con La Nación la semana anterior, el presidente Alvarado expresó que, más que recortar el gasto en salarios, lo urgente es mejorar la eficiencia de los funcionarios estatales.

En cuanto a las pensiones de lujo, el compromiso del Ejecutivo tras la reunión de este jueves es revisar cinco reformas que habían sido impulsadas por el PLN y otras fuerzas políticas, en el pasado, las cuales tocan 13 regímenes de jubilación.

Se trata de los proyectos de Ley de pensiones del Poder Judicial (9388), Ley de regímenes especiales con cargo al presupuesto (9383), Ley marco de contribución especial de los regímenes de pensiones (9381), Ley de caducidad de derechos de pensión de hijos e hijas y reformas al régimen de pensión de Hacienda y diputados (9380) y Ley de porcentaje de cotización de pensionados, servidores y activos para los regímenes especiales (9544).

“Ese paquete queremos revisarlo, para saber si los objetivos que fueron planteados originalmente, de eliminar las pensiones de lujo, están dando resultados, ya sea para reformar esos mismos regímenes o para presentar nuevas reformas”, prosiguió el jefe de fracción del PLN.

Para esto, la bancada verdiblanca pidió a Carlos Alvarado la instalación de una mesa de trabajo con apoyo técnico e insumos por parte de los ministerios de Hacienda y de Trabajo y Seguridad Social.

El encuentro se llevó a cabo un día después de que un voto del diputado verdiblanco, Gustavo Viales, se salió de la línea de fracción y, en la discusión de la reforma fiscal, aportó un voto decisivo para exonerar la canasta básica del impuesto sobre el valor agregado (IVA), lo que reducirá en ¢65.000 millones anuales la recaudación pretendida con el proyecto.

El texto establecía que los productos agropecuarios tendrían un tributo del 1% y, el resto, del 2%.

Hasta entonces, los liberacionistas habían coincidido con la premisa del gobierno de que es peor no gravar estos productos.

En esa coyuntura, 16 de los 17 congresistas de Liberación, incluido Viales, se reunieron hoy con el Presidente.

Solo la legisladora Franggi Nicolás no asistió a la cita. Ella se excusó con el argumento que todavía realiza una “valoración profunda” de los compromisos que, en su criterio, debe asumir el Ejecutivo para contener el gasto, antes de aprobar más impuestos.

Otros compromisos

Aparte de esos dos grandes temas, tras la cita de este jueves, el Ejecutivo acordó con Liberación convocar sesiones extraordinarias, en forma sostenida, proyectos de ley sobre:

-Teletrabajo

-Educación dual

-Alianzas público-privadas para el desarrollo de obra pública

-Incentivo a modelos de capital semilla y capital de riesgo para emprendimientos y de fomento al ecosistema de emprendimiento e innovación

El Gobierno también apoyará la creación de dos comisiones legislativas y promoverá el apoyo de su bancada a estas para avanzar con mayor celeridad en materia de obra pública y para apurar el ingreso de Costa Rica a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Ambiente tenso

Consultado sobre si la fracción del PLN llegó a un acuerdo para revertir lo ocurrido con el voto del diputado Gustavo Viales que permitió liberar del IVA a la canasta básica, Carlos Ricardo Benavides dijo que conversaron con él, pero no precisó los detalles.

Benavides catalogó la moción del restrauracionista Carlos Avendaño, que eliminó el IVA a la canasta, como una propuesta “pésimamente mal redactada”.

Según él el texto libera de pagar tributos sobre la canasta básica solo al consumidor final, pero no toma en cuenta a la cadena de valor, lo cual, explicó, afectará a los agricultores.

Por otro lado, el jefe de bancada dijo que el gobierno está interesado en valorar dos vías para reactivar el tributo a la canasta básica, pero tampoco dijo cuáles son.

Existen al menos tres mociones que permitirían restituir ese impuesto.

Una es la 799, de los diputados socialcristianos Pedro Muñoz y Pablo Heriberto Abarca, la cual uniformaría en un 1% el IVA sobre los insumos para la producción agropecuaria y sobre los productos de la canasta básica, sean agropecuarios o no.

La otra es la 786, también de Pablo Heriberto Abarca, que restituiría el gravamen del 1% pero sobre los insumos agropecuarios y los productos agropecuarios de la canasta básica, excluyendo el resto de productos.

El Ejecutivo también tiene una moción que restablecería el gravamen como lo establecía el texto sustitutivo original.

La moción con la cual fue eliminado el impuesto a la canasta básica fue redactada por el diputado del Partido Restauración Nacional (PRN) Carlos Avendaño.

Al voto de Gustavo Viales para la aprobación de dicho cambio en la Comisión Fiscal de la Asamblea legislativa se sumaron dos del PRN, uno del Frente Amplio (un voto) y otro del Partido Integración Nacional (PIN).