Hugo Solano C..   27 mayo
A las 4 p. m. en Ochomogo de San Nicolás, Cartago, la fuerte lluvia tornaba grisáceo el panorama. Foto: Rafael Pacheco.

Aguaceros fuertes, como los que han caracterizado las tardes y primeras horas de la noche de estos días van a prevalecer el resto de la semana, pues la estación lluviosa ya se asentó en todo el Valle Central, zona norte y litoral Pacífico.

Este miércoles las lluvias comenzaron antes del mediodía en Escazú, Santa Ana, Tibás, Heredia y otras partes del Valle Central donde también ha llovido de forma recurrente durante la tarde y se espera que las lluvias sigan hasta primeras horas de la noche.

Ver más!

El jefe de Operaciones de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Sigifredo Pérez, afirmó que atendieron inundaciones en La Unión y Turrialba de Cartago, así como en Puntarenas, Curridabat, San Sebastián y Tibás.

Los deslizamientos también pusieron a correr a las instituciones de primera respuesta en Puriscal, Buenos Aires de Puntarenas, La Unión de Cartago y finca San Juan de Pavas.

Actualmente, un enorme sistema nuboso y de disturbios internos llamado la zona de convergencia intertropical se localiza frente al Pacífico de nuestro país. Su aporte de humedad e inestabilidad favorece las precipitaciones de las últimas horas.

Este ciclista fue sorprendido por la lluvia en San Isidro de Heredia la tarde de este miércoles. Foto: Jeffrey Zamora.

Camilo Vindas, del IMN, afirmó que la segunda onda tropical pasará entre viernes y sábado, lo que reforzará las precipitaciones en todo el país, sobre todo en las tardes.

Aunado a lo anterior, el lunes se inicia la temporada de huracanes en el Caribe. Dos ciclones llamados Arthur y Bertha se anticiparon a la temporada y se formaron entre las Bahamas y la costa sureste de Estados Unidos. Ambos fueron débiles con categoría de depresión tropical.

La noche del martes, la Comisión Nacional de Emergencias también movilizó los comités locales de San Carlos, Zarcero, San Ramón, Pérez Zeledón, Golfito y algunos puntos del Valle Central para atender anegamientos, deslizamientos de tierra, inundaciones y problemas con ráfagas de viento que dañaron casas y locales.

En Pital de San Carlos el viento destechó una vivienda, así como galerones cuyas latas de zinc fueron desprendidas y también hubo varios rótulos comerciales en el suelo.

La CNE mantiene vigente la alerta verde o preventiva en el Valle Central, el Pacífico, Sarapiquí y la zona norte.

Según el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) en el Pacífico norte y el Pacífico sur se esperan los mayores montos de lluvia, con valores que pueden llegar hasta 80 litros por metro cuadrado en varios puntos del Pacífico.

Este sector de Curridabat, cerca del cruce de los Figueres, se inunda recurrentemente cada vez que llueve fuerte. Este miércoles no fue la excepción. Foto: Michelle Campos.

En el Valle Central, zona norte y varias regiones del Caribe se pronostican para las tardes lluvias con tormenta eléctrica de moderada intensidad, con montos de 40 litros por metro cuadrado de forma puntual.

El IMN y la CNE recomiendan extremar cuidados en zonas con vulnerabilidad a inundaciones por saturación de alcantarillado.

Ya hay suelos saturados en el Pacífico sur, San Carlos, San Ramón y otros sectores, por lo que el agua corre con más facilidad por ríos y quebradas que pueden generar inundaciones repentinas.

La zona de convergencia intertropical contiene un sistema de baja presión que se formó durante la madrugada en las aguas del Pacífico y está al sur de El Salvador y Guatemala.

Este sistema no tiene ninguna influencia en el país por el momento, pues está muy lejos, pero se seguirá su trayectoria en los próximos días para prever cualquier afectación.

Aguaceros, rayería y viento seguirán. La tarde del martes en San Carlos hubo casas y locales destechados. Foto: Édgar Chinchilla.