Katherine Chaves R..   13 agosto
María Luisa Cedeño Quesada llegó al hotel donde fue asesinada el sábado 18 de julio. El lunes siguiente, personal de limpieza halló su cuerpo ensangrentado a lo interno de la habitación. Foto tomada de Facebook.

El dueño del hotel La Mansion Inn, en Quepos, Puntarenas, fue detenido por tener un supuesto vínculo con el asesinato de la anestesióloga María Luisa Cedeño Quesada, ocurrido el lunes 20 de julio en una habitación de ese recinto.

Se trata de un sujeto, de apellido Bodaan, de 69 años, quien fue capturado las 11:40 a. m. de este jueves en su casa de habitación, ubicada en esa misma localidad puntarenense, confirmó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ). Él se convirtió en el tercer arrestado por este caso.

Sobre el ligamen específico que tendría el empresario con el crimen, las autoridades no han brindado mayor detalle; solo dijeron que se “lograron recabar elementos que lo vinculan con los hechos ocurridos”.

Al respecto, Wálter Espinoza, director del OIJ, indicó: “Seguimos trabajando en el caso y articulando acciones que tenemos pendientes a nivel de pericias forenses. Conforme pasan los días, vamos robusteciendo y llevando más luz a este caso”.

Ahora, Bodaan será pasado ante el Ministerio Público, donde se le tomará la declaración indagatoria. Posteriormente, el fiscal hará la respectiva solicitud de medidas cautelares ante un juez.

Sobre esto, la Fiscalía respondió a una consulta de este medio: “En el avance de la investigación, realizada en conjunto con el OIJ, se obtuvo prueba y resultados de distintas pericias que son suficientes, en grado de probabilidad, para vincular a Bodaan como sospechoso del delito”.

La tarde de este jueves, se intentó conocer el criterio de José Miguel Villalobos, abogado del empresario señalado; sin embargo, indicó que apenas iba llegando a Quepos a atender a su cliente y que, por ende, no podía brindar declaraciones.

Además de Bodaan, las autoridades han detenido a otros dos presuntos implicados. El primero es un hombre de apellidos Herrera Martínez, de 32 años y quien es un reconocido bailarín de clubes nocturnos.

Él fue capturado el mismo día en que se descubrió el cadáver, luego de que huellas de zapatos y varios rasguños lo incriminaran.

Un sujeto de apellidos Miranda Izquierdo fue detenido cinco días después del homicidio de la anestesióloga. Él fue aprehendido en un condominio de Jacó, Puntarenas. Foto: Cortesía del OIJ

El segundo es un ingeniero en sistemas, de apellidos Miranda Izquierdo, de 36 años. Él fue capturado el 25 de julio en un condominio de Jacó.

La presunción de la Policía Judicial es que Miranda tenía una relación de amistad con el dueño del hotel, por lo que, desde dos semanas antes del homicidio, estaba teletrabajando en La Mansion Inn.

Por razones que aún continúan bajo investigación, Miranda habría ayudado a Herrera Martínez a cometer el crimen.

De momento, las autoridades han desistido de brindar información sobre el móvil de este cruel asesinato.

Ver más!

Hallazgo del cuerpo

María Luisa Cedeño Quesada, quien era jefa del Servicio de Anestesiología y Recuperación del Hospital Cima, en Escazú, San José, decidió vacacionar en este hotel por tres días.

Según la información dada por las autoridades, llegó al sitio el sábado 18 de julio y se hospedó en la habitación 21.

Todo transcurría con aparente normalidad, tanto así que la doctora, el domingo, a las 9 p. m., bajó a recepción a pedir una botella de vino. Sin embargo, después de ese momento, no se vio más con vida.

Debido a que su salida del hotel estaba prevista para el lunes 20 de julio al mediodía, el personal de limpieza del hotel tocó a la puerta de la habitación. Al no obtener respuesta, ingresó y fue cuando divisó el cuerpo envuelto en una cobija, ensangrentado y con varios golpes.

Se brindó la alerta respectiva para que los agentes del OIJ hicieran el levantamiento del cuerpo.

Eso hace presumir, entonces, que el homicidio ocurrió el lunes en la madrugada.

El hecho trascendió el martes 21 de julio, al tiempo que se confirmó la detención de Herrera Martínez.

En ese mismo momento, se supo que él vivía desde hace un año en ese alojamiento y que, al igual que el detenido de apellido Miranda, tenía amistad con el dueño del hotel.

Ver más!

Cuando lo llegaron a detener, los policías le observaron rasguños en su cuerpo y eso, entre otros elementos, fueron claves para su captura.

Él fue presentado ante la Fiscalía para tomarle la indagatoria. Después del proceso correspondiente, fue llevado ante el juez penal, quien le impuso seis meses de prisión preventiva.

Días después circuló la versión de que Herrera y la doctora se conocían de previo al asesinato; no obstante, el OIJ descartó que tuvieran contacto alguno antes de lo ocurrido.

Con respecto al segundo detenido, el Juzgado Penal de Quepos también le impuso seis meses de prisión preventiva por el homicidio.