Marco Marín.   18 septiembre
Barry Martin Lawson murió el 5 de abril del 2015 a causa de un hematoma en su cabeza provocado por ladrones que asaltaron su hogar en Tamarindo, Guanacaste cuatro noches antes. Foto: tomada del Facebook de Amigos de la Educación

Más de tres años han pasado desde que el estadounidense Barry Martin Lawson, de 74 años, murió a causa de un hematoma en su cabeza provocado por ladrones que asaltaron su hogar en Tamarindo, Guanacaste.

Este martes, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) solicitó la colaboración de la ciudadanía con el fin de obtener información nueva que ayude a esclarecer el homicidio del empresario estadounidense.

El 1.° de abril de 2015, una noche de Miércoles Santo, la casa-hotel de Lawson y su esposa Suzye, llamado “Villa Alegre”, fue asaltada por tres sujetos armados quienes golpearon al adulto mayor con el fin de obtener las combinaciones de las dos cajas de seguridad que la pareja tenía en su propiedad.

Lawson murió el 5 de abril en el Hospital CIMA de Escazú, en apariencia, producto de las heridas recibidas.

Según la investigación preliminar, el monto del dinero sustraído sobrepasó los ¢16 millones.

Sin embargo, en una entrevista que Suzye Lawson brindó al Tico Times, el 28 de octubre del 2015, detalla que, además del dinero, los criminales también se habrían robado una colección de monedas raras, tres celulares, una computadora portátil, una tablet, joyas y hasta una copia del testamento del fallecido.

Inclusive, habrían arrancado el anillo de matrimonio de la mano del fallecido, de acuerdo a su esposa.

Problemas de seguridad

A raíz del crimen, los vecinos de Tamarindo, Santa Cruz, Guanacaste, hicieron pública su preocupación por la inseguridad en esta zona turística, como se consignó en un artículo de La Nación del 17 de abril del 2015.

En esa oportunidad Deyler Mena Barrantes, presidente de la Asociación de Desarrollo de Tamarindo, dijo que el asesinato fue perpetrado poco después de que la Fuerza Pública cerró la delegación policial en esa comunidad, habitada por 7.000 personas.

El director de la Fuerza Pública en ese momento, Juan José Andrade explicó que la clausura del recinto se debió a una orden sanitaria emitida por el Ministerio de Salud.

Pareja muy colaboradora

Los Lawson eran una pareja muy activa en la comunidad de Tamarindo. Ambos tenían, al menos, 19 años de residir en esta localidad. Además de administrar un hotel en su propiedad, la pareja de extranjeros comenzaron su proyecto filantrópico llamado: Amigos de la Educación.

De acuerdo a la sitio web de la fundación, esta iniciativa busca ofrecer becas escolares a estudiantes de la zona que tienen necesidades financieras genuinas, con el objetivo de incrementar las habilidades académicas de los estudiantes.

En la página oficial también se explica que, la última vez que se otorgó este beneficio, 12 jóvenes de diferentes niveles académicos recibieron la ayuda.