Reiner Montero, corresponsal, Hugo Solano C..   24 enero
Al parecer dentro de la propiedad había una fiesta que terminó con un fallecido y tres heridos. Foto:Reiner Montero.

Lo que inició como una fiesta en una especie de bar clandestino, con excesos de licor y sexo en una propiedad privada, terminó con una balacera y dejó como resultado el asesinato de un peluquero y dos heridos de bala.

La víctima fue identificada por la Policía Judicial como Jonathan Madrigal Grant, un peluquero de 38 años, más conocido como El Buki, vecino de Guácimo. Presentaba tres impactos de bala en pecho, espalda y un brazo.

El suceso ocurrió al ser las 3:20 a. m. de este domingo en Carambola de Duacarí, Guácimo.

Según el reporte inicial de la Fuerza Pública, una llamada al sistema de emergencias 9-1-1 alertó de la presencia de varios hombres heridos, tras un intercambio de bala en una propiedad privada que funcionaba como bar ilegal.

Cuando la Policía llegó al lugar, encontró un terreno de aproximadamente 800 metros cuadrados, cercado con vigas de metal y una tapia del mismo material, de unos tres metros de altura, que impedía el ingreso.

Tras encontrar a una mujer en la parte externa, los policías lograron evidenciar que estaba tratando de ocultar una gran cantidad de basura y sacos que contenía muchos envases de licor.

En el interior, está una vivienda de cemento, de 60 metros cuadrados, además dos ranchos donde había una parrillada y una piscina techada en su parte trasera. Está rodeada en sus tres costados por el plantío de una finca piñera.

Tras una revisión, la Policía encontró, recostado a una palmera de pipa, al costado oeste de la piscina, el cuerpo del fallecido.

Al sitio llegó la unidad de la Cruz Roja de Guácimo que lo declaró sin vida y dejó la escena en manos de autoridades judiciales.

Detalles preliminares de los hechos

Según las primera versiones que obtuvieron los oficiales, todo ocurrió tras una discusión entre Madrigal y otro sujeto.

Cerca del cuerpo, las autoridades encontraron dos casquillos de una pistola de calibre 9 mm. También estaba un vehículo Nissan Pathfinder negro, que era de Madrigal.

Desperdigados por el lugar había gran cantidad de envases de licores, cervezas y refrescos; varios pares de zapatos de mujer tirados, gorras y preservativos, lo que evidenciaba la presencia de varias personas.

Además, se encontraron cartones y sábanas que funcionaban como camas, en diferentes puntos del terreno.

Según testigos, los heridos fueron trasladados en vehículo de carga liviana y un automóvil particular hasta el hospital de Guápiles.

Personal de la Fuerza Pública de Pococí confirmó en el centro médico que se atendían al menos dos heridos de bala.

Uno de ellos es vecino de Guácimo, identificado como Luis Quirós Montero, de 26 años, conocido como Media Res.

Este sujeto fue trasladado minutos después de las 5 a. m. al Hospital Calderón Guardia, bajo custodia policial. Tenía un impacto que le atravesó el brazo derecho.

El segundo herido, fue identificado por el OIJ como Diego Esquivel Solano, es vecino de Río Jiménez. Fue trasladado grave desde el Hospital de Guápiles al Calderón Guardia, con un impacto de bala en el cuello.

Primera llamada

Según una fuente policial, ayer antes de las 9 p. m. recibieron una llamada confidencial alertando de disturbios en esa propiedad y del accionamiento de armas de fuego. Sin embargo, cuando la Policía llegó, las personas dejaron de hacer bulla y nadie salió a atenderlos.

Horas después, los efectivos tuvieron que regresar al sitio, pero esta vez, para confirmar la muerte del peluquero., quien era vecino de Guácimo y padre de tres hijos, según datos del Registro Civil.

En las primeras entrevistas de los agentes, algunos testigos señalan que el fallecido se habría defendido con su arma personal contra su agresor.

Empero, en la propiedad, que es administrada por un vecino de Guácimo, no apareció ningún arma de fuego.

El sitio quedó custodiado por oficiales de la Fuerza Pública de Guácimo, hasta que llegaron agentes judiciales de Guápiles, quienes se encargaron de la investigación.

Al amanecer de este domingo las pesquisas policiales seguían en Duacarí, para buscar al responsable de matar al peluquero. Foto: Reiner Montero.