Por: Esteban Valverde.   28 agosto
Esteban Alvarado enfrentó el inicio de la eliminatoria a Rusia 2018; sin embargo, luego no fue más tomado en cuenta en el proceso. Fotografía: José Cordero

Esteban Alvarado es claro: su llamado a la Selección Nacional para los juegos amistosos frente a Corea del Sur y Japón, el 7 y 11 de setiembre respectivamente, es una gran oportunidad de integrar un nuevo proceso de cara a un objetivo que siempre ha tenido en mente, pero que por diferentes circunstancias se le ha negado, como lo es asistir a un mundial.

En el camino a Rusia 2018 contó con pocos llamados del estratega Óscar Ramírez, quien lo tomó cuenta al inicio, pero luego adujo que era difícil comunicarse con el cuidapalos; añadió que le preocupaba traerlo desde Turquía y que no tuviera minutos.

No obstante, el arquero ahora se centra en afrontar el nuevo reto en el que asegura llega reforzado por la madurez.

“Obviamente me llena de ilusión, pero voy paso a paso, tranquilo, sé que hay una competencia ardua y entonces hay que ir lento, pero seguro. En mi mente está ir al Mundial de Catar, pero el camino es largo y duro. Solo queda trabajar”, afirmó.

El portero contará en el banquillo con un hombre que lo conoce al 100%; para él, Rónald González es uno de los timoneles que más explota de forma positiva a los futbolistas, debido a que sabe crear un vínculo entre el técnico y el jugador.

González fue el estratega con el que Alvarado ganó el Guante de Oro, en el Mundial Juvenil de Egipto 2009. Además, es quien siempre ha destacado sus condiciones.

“Yo conozco a la perfección al profesor Rónald, él es uno de los técnicos que más sabe explotar las virtudes del jugador. Él tiene un gran tacto a la hora de hablar y uno como jugador, ante un técnico así, desarrolla un compromiso y se sacrifica por esa persona que confía en las cualidades”, enfatizó.

Ver más!

Sobre cómo llega, el guardavallas reveló que es consciente sobre su estado actual. Esteban detalló que físicamente está bastante bien; no obstante, no tiene la regularidad que debería en el club.

En la temporada 2017-2018, el nacional terminó con 226 minutos jugados, mientras que en la actual todavía no debuta con el Trabzonspor turco.

“Físicamente me siento bien, al igual mentalmente, que es un punto importante, más cuando no se tiene el ritmo de domingo a domingo. Yo estoy dando lo mejor de mí para mejorar y estar en forma en el momento que se requiera. Acá he tenido una participación muy escasa, soy consciente de ello, pero cada entrenamiento lo hago al 100% para mantener la condición”, manifestó.

Al exjugador del AZ Alkmaar de Holanda se le consultó: ¿qué hacer diferente para consolidarse en un proceso mundialista?

‘A mí no me cuesta, porque al final son decisiones técnicas. Yo nunca he estado en un proceso mundialista, sí estuve muy poco en el proceso pasado, pero este es un nuevo proceso y es mi segunda oportunidad de ir a un mundial y vamos a ver qué acontece’, Esteban Alvarado.

Esteban destacó que puede enfrentarse a momentos altos y bajos en un largo periodo, pero ahora confía en la madurez para sortearlos.

“Es paso a paso, pueden darse momentos altos y bajos en este proceso, pero me parece que ahora tengo la madurez necesaria para afrontarlos. Tengo esta situación en mi equipo, estoy tranquilo y terminaré este año por acá para luego ver que acontece y que oportunidades se dan”.

“El tema de la Selección, sé que es por rendimiento, pero uno como jugador queda exento de las decisiones. Los que tienen que tomar decisiones son los que buscan con qué cumple el futbolista, como por ejemplo que tenga una buena forma de ritmo... Yo sé que en este momento eso a mí me hace falta, pero lo más importante es demostrar toda mi capacidad en la Selección para sobreponerme a ese problema”, sentenció.

El futbolista es enfático en que tiene claro el camino a seguir para buscar una consolidación.

“No me fijo en qué posición arranco, simplemente aprovecho el chance como jugador, sé lo que debo hacer”, concluyó.