Daniel Jiménez, Steven Oviedo.   16 junio
Gustavo Matosas, técnico de la Selección Nacional, en el partido ante Nicaragua, en el Estadio Nacional. Fotografía José Cordero

¿Qué sensación le deja este arranque?

Quedé muy satisfecho del gran trabajo de los jugadores. Nicaragua nunca es un rival sencillo, Henry Duarte conoce muy bien el fútbol tico, pero quedé muy satisfecho con todos los jugadores. Me encantó que el lateral se desprenda bien... Era un partido importante, debut histórico en casa y los jugadores se comportaron a la altura.

¿Cuánto cree que puede crecer la Selección en este torneo?

Es un poco difícil hablar de porcentaje de crecimiento, pero hablemos de que en competencia los equipos van a más y espero esto mismo. Espero que puedan actuar todos los futbolistas y que todos lo hagan de la misma manera para que Costa Rica siga dando pelea.

¿Qué significa para usted esta victoria?

Me gustó mucho el equipo, vi muy comprometidos a los jugadores desde toda la semana. Hacían falta goles y que bueno que llegaron hoy, cuando es por puntos. Los goles ninguno fue de un delantero y para mí eso tiene mucho valor, porque cuando tienes volante que anotan, posiblemente se logran varios goles.

¿Cuáles sociedades del equipo le gustaron más?

Hay muy buenas sociedades en el equipo, pero debemos seguirlas trabajando.

La Selección llegó hasta con seis jugadores en ataque.

Esa es la idea siempre, alternar los jugadores, la movilidad del equipo es muy importante para generar huecos en la defensa rival; nos ha llevado mucho tiempo trabajar eso pero los jugadores lo entendieron muy bien, las rotaciones, por dónde me muevo. Los jugadores hicieron un partido completo, contra una Nicaragua que está muy bien trabajada, Henry ha hecho un trabajo excepcional en Nicaragua.

¿Es Bryan Ruiz el suplente de lujo? ¿Jugará más Elías Aguilar?

Esto es un equipo y me referiré siempre al equipo. Cualquiera que está hoy en la Selección tiene clase y jerarquía de representar a Costa Rica en la Selección. Nuestra idea es formar un grupo sólido. Todos deben dejar lo mejor.

Costa Rica ha anotado cinco goles desde que usted asumió, pero ninguno lo ha hecho un delantero. ¿Qué pasa con ellos?

Si quieren en la semana lo hablamos, hoy voy a disfrutar de los cuatro goles que hicieron los jugadores que llegaron desde atrás. Corresponde seguir trabajando en definición.

Vimos a los laterales subiendo, incluso los dos al mismo tiempo pese a jugar línea de cuatro. ¿Costa Rica seguirá jugando igual?

Sí, por supuesto, esta es la idea, tampoco estoy casado con la línea de cuatro; todas las opciones tácticas y de sistemas son siempre válidas. La idea es esa, jugadores que llegan por sorpresa lastiman mucho al rival.

¿Cambiará el sistema dependiendo del rival?

Todo ha sido un proceso. Hoy conozco más a los jugadores después del quinto partido trabajando en Costa Rica, pero no estoy casado con ningún sistema sino estoy casado con que lleguen muchos jugadores al ataque y conviertan. Creo que es la mentalidad que uno va forjando, desmarcarse, estar siempre de apoyo para el compañero que juegue de espaldas. En algunos jugaré con dos delanteros, en otro con tres y en otros con uno.

Costa Rica cometió el doble de faltas de las que cometió Nicaragua. Eso no es normal porque ganó. ¿A qué se debe?

Es la declaración de intención de la intensidad, que te lleva a cometer ese tipo de faltas o errores. Espero que para el próximo partido sean menos. Me gusta mucho cómo el equipo se entregó, cómo presionó... eso me dejó encantado de la vida.