Fanny Tayver Marín.   9 mayo
Jake Beckford llegó a Alajuelense en el Apertura 2017 . Fotografía: Prensa Alajuelense

De aquella cantidad excesiva de refuerzos que contrató Liga Deportiva Alajuelense cuando Benito Floro fue su técnico y gerente deportivo, el que se mantuvo más tiempo en el club fue Jake Beckford, quien desde esta semana es jugador libre.

Antes de que los erizos contrataran al español, ya habían fichado a José Luis Cordero y a Roberto Córdoba.

Las primeras adquisiciones de Floro en el Verano 2017 fueron los extranjeros Nino Rojas, Jefferson Hurtado, Iago Soares y Leandro da Silva, quien se marchó a los pocos días porque llegó pasado de peso.

Para el Apertura 2017, con Floro llegaron Iván Luquetta, Seemore Johnson, Din John Arias, Jamille Boatswain, Brayan López, Michael Barrantes, Kurt Frederick, Álvaro Aguilar, Yuaicell Wright y Beckford.

“Yo creo que pasaron muchos jugadores en estos dos años que estuve ahí y de esa época fui el único que estaba ahí vigente, que mantuve más, pero al final lo único que uno se lleva son los amigos, las buenas relaciones que uno termina dejando con el club, porque también no salió de mala manera, por dicha, porque uno no sabe qué pueda volver a pasar”, mencionó Beckford a La Nación.

Cuando el volante supo que Javier Delgado había dejado la gerencia deportiva, pensó en que posiblemente ya no lo iban a renovar.

“Uno nunca se espera esas cosas. Yo ya había tenido una reunión con él antes de que se fuera y yo tenía que presentarme con el equipo cuando comenzaba la pretemporada, pero Agustín Lleida me llamó y me comunicó que no seguía con el equipo”, mencionó el contención.

También dijo que le quedó una espina por su etapa en la Liga, porque él cree que pudo jugar más.

“En la época que estuvo Wílmer (López) de entrenador tuve una buena regularidad y eso se vio reflejado en la cancha. Los mismos directivos y la afición veían que uno tenía condiciones para jugar, pero por las mismas complicaciones que del equipo, se requería gente con un poco más de experiencia, extranjeros y eso. Ahí es donde uno se tuvo que hacer a un lado y por eso fue que pedí el préstamo para este último torneo”, relató.

Y agregó: “Sí estuvo bien hecho de parte de Agustín decirme que no sigo, porque antes lo que pasaba es que a los jugadores se les avisaba a último momento y ya costaba mucho encontrar algún equipo y en este caso fue de buena forma. Uno se puede ir preparando para lo que viene, no es que lo toma a uno por sorpresa”.

Beckford contó que muchos aficionados se le han acercado para decirle que sabían que él podía dar más si hubiese tenido oportunidad y eso es algo que agradece.

“Fueron dos años difíciles, no voy a decir que no, pero también de mucho aprendizaje y me queda la satisfacción de que reconocen que cuando uno jugó, lo hizo de buena manera”, indicó el hombre que sumó 1.234 minutos en su paso por la Liga y que en este Clausura 2019 jugó 346 minutos con los académicos.

Tras la salida de Beckford, aún hay una ficha de Floro que pertenece a los rojinegros.

Se trata de Yuaicell Wright, quien aún tiene un año de contrato con la Liga. En este torneo se venció su préstamo con Pérez Zeledón, pero los generaleños tienen la intención de dejárselo.