Patricia Recio, Edgar Chinchilla.   16 enero
Varios jugadores se acercaron este jueves al puesto de lotería en La Fortuna donde se vendió la raspa favorecida. Foto: Édgar Chinchilla.

Un taxista de La Fortuna de San Carlos y una vendedora de lotería relataron cómo fue que la suerte alcanzó a un niño de 13 años de esa población que ganó ¢40 millones en una raspadita de la Junta de Protección Social (JPS).

César Rojas Castro, quien es transportista en el centro de esa comunidad, contó a La Nación que el miércoles por la mañana el chiquito se acercó a un compañero suyo y le manifestó que andaba pidiendo plata para comprarse cuadernos, por lo que él y su amigo le dieron ¢1.000.

“Al ratito el chiquito llegó tembloroso y nos dijo que había pegado una raspadita con ¢40 millones. Nosotros no lo creíamos que se pudiera ganar tantísima plata, nos fuimos para el puesto y la muchacha nos corroboró que él fue a cambiar la raspa por ¢1.000 y la muchacha le dijo: ‘No papi, usted no se pegó ¢1.000, usted se pegó ¢40 millones’. El chiquito le dijo: ‘¿Y cuánto es eso?’. La muchacha le respondió ‘es mucha plata’. Entonces él le dijo asustado: ‘Soy millonario’. Ya ahí vino el novio de la muchacha vendedora y le regaló ¢2.000 para que se fuera en taxi a buscar a la mamá para que retirara la raspa con el premio”, contó Rojas.

El taxista dijo sentirse feliz pues conoce que el niño proviene de una familia humilde .

La vendedora que atiende en un puesto en el centro de La Fortuna y quien prefirió no revelar su identidad, dijo que el niño había estado jugando raspas desde temprano el miércoles.

“Desde las 8 a. m. estaba jugando raspas, pero de ¢500. Después, como a las 10 a. m., jugó dos de ¢1.000 y la segunda que jugó de ¢1.000 era la que tenía el premio. También había jugado otra de ¢500. Entonces, el chiquito llegó contento porque la de ¢500 tenía un premio de ¢1.000. La otra no la entendía. Yo se la revisé y ahí fue donde vi que tenía los ¢40 millones. Cuando le dije, se quedó viéndome. No lo podía creer. Es que él ni siquiera sabía la cantidad de plata que se había ganado”, contó la joven.

Consultada sobre el cambio de este premio, la JPS confirmó que una mujer de 38 años formalizó durante la mañana de este jueves el pago del premio mayor del juego de lotería instantánea llamado “Gato de la Suerte” por un monto de ¢40 millones.

Según indicó la oficina de prensa, la mujer llegó acompañada de un hombre y otra mujer con un bebé a las oficinas centrales de la institución en San José e indicó que vive en San Carlos.

El pago se concretó mediante una transferencia electrónica a una cuenta bancaria.

La entidad además destacó que una vez más el cantón de San Carlos vuelve a ser premiado por el azar.

Marcos Chaves Badilla, un vecino de ese cantón que estaba comprando lotería este jueves, también destacó cómo La Fortuna hace honor a su nombre, pues pareciera que la dicha persigue a sus habitantes.

“Aquí en La Fortuna es solo suerte: se vendió el 72 con todo y serie, otro pegó con el 61, ¢800 millones, otro pegó ¢400 millones. Aquí en San Carlos caen meteoritos, de todo pasa”, dijo el jugador.