Rebeca Madrigal Q..   21 febrero
La representante de Venezuela en Costa Rica, María Faría, entregó credenciales al presidente de la República, Carlos Alvarado. Cortesía.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, manifestó su disconformidad por la toma anticipada de la embajada de Venezuela por parte de la embajadora de Juan Guaidó, María Faría.

“Extendimos la mano de buena fe y tal vez nos tomaron el codo, y eso no nos parece que esté bien”, expresó el mandatario en relación a las actuaciones del cuerpo diplomático de Faría, quien fue acreditado por Alvarado el pasado 14 de febrero.

Ver más!

El miércoles, en la madrugada, Faría ingresó a la sede diplomática sin la autorización de los diplomáticos de Nicolás Maduro, quienes podían permanecer en el país hasta el 16 abril, fecha en que se vence el plazo de 60 días otorgado por el gobierno de Costa Rica para que salieran del país.

De inmediato, la Cancillería de Costa Rica reaccionó en rechazo a esa actuación porque Faría debía respetar ese plazo, y este jueves, Alvarado también dejó clara su posición.

“Una representante de cualquier país tiene que atenerse a las reglas que pone Costa Rica... Dimos un plazo de 60 días... en nuestra conversación con la embajadora quedó claro eso, así como que ellos podían instalar un recinto o una embajada temporal en otro espacio y nuestro ánimo siempre fue respaldar la parte institucional, pero tener un proceso sereno. Eso fue lo que el día de ayer no ocurrió y por eso fue la reacción nuestra porque en Costa Rica hay reglas, y las reglas hay que respetarlas", dijo Alvarado.

Por su lado, la embajadora sostiene que actuó conforme a la normativa y dentro de las facultades que le autoriza su investidura.

El presidente aseguró que Costa Rica ha sido consecuente al reconocimiento de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, y prueba de ello fue la aceptación de María Faría.

Se prevé que este jueves la embajadora sostenga una reunión con el canciller de la República, Manuel Ventura.

Ver más!