Por: Patricia Recio.   18 agosto
Los trabajos en la ruta entre Guacimal y Santa Elena empezaron hace más de un año. Fotos: Mayela López

Rodolfo Méndez Mata, ministro de Obras Públicas, afirmó que el Conavi evalúa todas las soluciones posibles para que se concrete el asfaltado de la carretera a la zona turística de Monteverde, en Puntarenas.

Así lo afirmó luego de conocer las irregularidades en los materiales que se utilizan en la ruta entre Guacimal y Santa Elena, así como las deudas que la empresa a cargo, Grupo Orosi, mantiene con el Ministerio de Hacienda.

Los vecinos de Monteverde llevan más de 10 años esperando por el asfaltado de los 17 kilómetros de carretera, cuyas obras se adjudicaron a Grupo Orosi por ¢6.245 millones.

Cuando empezaron las obras en junio del año pasado, el MOPT prometió que la carretera al fin tendría asfalto para setiembre de este año. Posteriormente ese plazo se movió a diciembre. Sin embargo, actualmente las obras tienen un 17% de avance.

“Nosotros vamos a tomar las medidas necesarias para ordenar los procesos de contratación, técnicamente si el contratista no actúa y resuelve en forma inmediata sus problemas y demuestra que tiene la capacidad para realizar la obra tal como su compromiso lo exige contractualmente, tendríamos que tomar una determinación para buscarle una solución de otra naturaleza”, aseguró el jerarca.

Méndez añadió que no buscará responsabilizar al Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) por haber adjudicado el contrato a la empresa conociendo que tenía deudas con Hacienda.

“Yo no puedo juzgar porque no estaba ahí cuando se dio el contrato, normalmente en la administración y en la adjudicación de los contratos, todos esos factores se toman en consideración. Administrativamente, contractualmente no es posible excluir de participación ni adjudicación a una empresa mientras no haya sido sido declarada incapaz”, añadió el ministro.

Sin embargo, al consultársele si se retiraría el contrato a la empresa, el jerarca aseguró que no descarta ningún tipo de acción que corrija el problema que conlleva la ejecución de ese contrato.

“Es lamentable la respuesta que ha dado el contratista en ese proyecto de Monteverde y nosotros, en el Consejo, estamos urgiendo a la administración para que, por encima de los señalamientos que se han hecho y de las sanciones que se puedan haber establecido, se considere la situación actual del proyecto”, afirmó Méndez, sin detallar cuánto podría atrasarse la entrega de la obra.

Además, luego de que el Laboratorio de Materiales y Modelos y Estructurales (Lanamme) revelara que los materiales que se utilizan en la subbase no cuentan con las especificaciones de durabilidad y resistencia requeridas, el Conavi prometió en una reunión con los los pobladores que lo que se había colocado de dicho producto sería removido, situación que atrasaría aún más los trabajos.

La empresa Grupo Orosi además ganó, en consorcio con la española Avzi, un contrato para la construcción del tramo de la Interamericana Norte, entre Cañas y Limonal, así como el asfaltado entre Paquera y playa Naranjo.

Sobre esto, el jerarca de Obras Públicas aseguró que, por tratarse de un consorcio, les “permite esperar que el liderazgo que es de la otra empresa no ocasione el mismo tipo de problemas”.