Patricia Recio.   18 febrero
El nuevo puente tiene un 65% de avance, actualmente se trabaja en la construcción de las dovelas que soportarán la superficie por donde transitarán los carros. Foto: Rafael Pacheco

Aunque la construcción del nuevo puente sobre el río Virilla en la ruta 32 avanza según el cronograma, la estructura no asegura la agilización del tráfico por la zona.

De hecho, luego de que se complete la estructura e incluso se mejore el puente actual, los conductores deberán soportar al menos tres años de embudo vial.

La razón es que al salir del puente en sentido hacia Limón solo hay dos carriles, y será hasta el 2022 cuando comiencen los trabajos de ampliación en el el trayecto que va desde ese paso hasta el cruce conocido como Doña Lela. En ese tramo solo hay un carril por sentido.

El ministro de Obras Públicas, Rodolfo Méndez Mata, aseguró que ya se trabaja en la búsqueda de los recursos con el Banco Centroamericano de Integración Económica para realizar la ampliación a cuatro carriles (dos por sentido) en ese trayecto de 3 kilómetros.

“Estamos consiguiendo los recursos con el Banco Centroamericano para que cuando estos puentes (el nuevo y el viejo que será mejorado) se pongan en servicio, por lo menos estemos trabajando en la conexión hasta Doña Lela, para que no nos suceda lo mismo que en la ruta 147 a la altura de la radial Lindora, donde la gente se asombra que la vía no haya tenido continuidad”, dijo el jerarca.

Por su parte, Mario Rodríguez, director del Conavi, explicó que la ampliación de la ruta será un proceso independiente, es decir no se añadirá al contrato de los puentes.

Actualmente, dijo, trabajan en la elaboración de los estudios de prefactibilidad y diseño de la obra.

“Eso va a llevar tiempo así que no estaremos listos este año para licitación, sino que probablemente será a principios del año entrante, tenemos una estimación de entre $25 millones y $30 millones porque hay una intersección importante al final, que debe considerarse”, expresó.

Además, dijo que en la ruta que une Moravia con la ruta 32 hay dos puentes angostos que pretenden rehabilitar, de modo que en ese sector se pueda agilizar el tránsito.

Ver más!

A tiempo

Este martes, durante una inspección en el sitio, las autoridades del MOPT informaron de que el nuevo puente llevaun 65% de avance; estaría listo a inicios de setiembre o incluso antes.

Actualmente, se trabaja en la construcción de ocho dovelas como parte de los llamados voladizos sucesivos, que es la técnica que se aplica y que consiste en construir pequeños tramos que van dando soporte a la estructura siguiente

Según indicaron, para finales de este mes ya se contará con 112 metros del piso del nuevo puente, del total de 285 metros que conforman la longitud de la estructura.

Además dos veces por semana se aplican pasos regulados en el puente existente para permitir el ingreso de los camiones con el concreto hidráulico necesario para construir la superficie de la nueva estructura. Dichos cierres se realizan en horario nocturno.

Esa obra tiene un costo de $22, 3 millones.

Una vez finalizado el proyecto, daría inicio la ampliación del puente existente, por lo que a partir de setiembre el tránsito será a tres carriles y aproximadamente un año después, se contará con ambas estructuras para un total de seis carriles en ese paso.

Según Méndez Mata, la próxima semana se enviará a la Contraloría General de la República la solicitud de aprobación de una adenda para que la misma empresa que construye el nuevo paso, se encargue de la ampliación y rehabilitación de la vieja estructura.

“La ampliación tiene un costo aproximado de $17 millones, la idea es que podamos iniciar tan pronto como tengamos la autorización si esta se nos llega a dar, nos permitiría realizar trabajos simultáneos en algún momento, pero debemos esperar que la obra nueva se termine para poder cerrar el otro puente y empezar todo el proceso de rehabilitación”, explicó el director del Conavi.

La idea es aprovechar los accesos y demás obras de limpieza que el consorcio Meco-Puentes y Calzadas ya tiene en el sitio.

La intención del MOPT es ampliar el viejo puente una vez que se termine de construir el puente paralelo. Foto: Rafael Pacheco

Rodríguez, explicó que además de la ampliación a tres carriles el viejo puente requiere de trabajos en sus fundaciones, refuerzo de vigas y rehabilitación de columnas.

Los recursos para esa obra provendrían de un préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica.

“En su momento cuando se licitó la construcción de este nuevo puente se debió haber contado con los recursos para prever la necesidad de reparar el puente existente, que ya se sabía que iba a requerir de una inversión elevada. Lamentablemente, no se contó con esos recursos, tuvimos que conseguir los recursos esta administración, asegurarlos con el BCIE y ahora que tenemos asegurados los recursos ir a la Contraloría a buscar una autorización para que esta empresa pueda hacerse cargo de la realización de estas otras obras”, agregó Méndez Mata.