Por: Daniela Cerdas E..   4 julio
Para el 2018, el FEES recibió un 3,7% de aumento en relación con el monto del 2017. LUIS NAVARRO

Para el 2019, las universidades públicas aceptan que el Gobierno mantenga el presupuesto que recibió este año el Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), de ¢496.279 millones pero piden que se sume el porcentaje de inflación que proyecte el Banco Central para el 2019.

Esa fue la propuesta que la noche de este miércoles presentaron los rectores de las cinco universidades públicas, adscritas al Consejo Nacional de Rectores (Conare), en una reunión realizada en el Ministerio de Educación Pública (MEP).

Henning Jensen, rector de la Universidad de Costa Rica (UCR), explicó que ese es el tema central para la negociación, pero aseguró que los rectores "no son inflexibles". Indicó que el porcentaje de inflación se conocerá hasta el 31 de julio, cuando el Banco Central publique la revisión del programa macroeconómico para el próximo año.

"El FEES nunca puede ser inferior al del año anterior. Además, tiene que haber un ajuste por costo de vida, por inflación. Ese es el punto de partida que presentamos con el fin de que se respete el texto constitucional. Propusimos el mismo presupuesto del FEES del 2018 más la inflación que proyecte el Banco Central", dijo Jensen.

Para el año en curso, las universidades recibieron un incremento del 3,7% en el presupuesto del FEES, porcentaje que significó ¢17.709 millones más en comparación con lo que recibieron en el 2017 (¢478.570 millones).

Jensen añadió que las universidades van a operar con restricciones presupuestarias "importantes". Sin embargo, explicó que "comprenden perfectamente la situación del país", con la cual muestran "solidaridad".

Por su parte, el rector de la Universidad Nacional (UNA), Alberto Salom, propuso al Gobierno, por escrito, que se vincule el FEES al producto interno bruto (PIB).

"Propuse que el FEES sea un porcentaje ligado al PIB, de modo que si el PIB crece, el FEES crezca. El FEES se ha desligado del PIB y el año pasado se hizo un aumento que era un poquito por encima de la inflación, totalmente desligado del PIB. La UNA lo que propone es volver a ligar el FEES con el PIB", detalló Salom.

Añadió que un país en crisis no puede deprimir todas las variables de la economía. "Tenemos que ser cuidadosos y nos hemos puesto de acuerdo los rectores en que debemos apoyar al país para hacer conciencia de la necesidad de una reforma tributaria progresiva que permita llevar más recursos al fisco", indicó.

La Comisión de Enlace de Negociación del FEES está integrada por los rectores de las cinco universidades públicas, más la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar; la jerarca de Planificación, Pilar Garrido; el ministro de Ciencia y Tecnología, Luis Adrián Salazar, y el ministro de Educación, Édgar Mora.

El dinero del FEES se distribuye así: la UCR recibe un 57,79%; la UNA, 23,40%; el Instituto Tecnológico de Costa Rica, 11,3% y la Universidad Estatal a Distancia (UNED), un 7,51%.