Por: Fanny Tayver Marín.   8 mayo
Muchos consideran a Róger Rojas el mejor extranjero del campeonato nacional. Fotografia: John Durán

A nivel nacional hablaban de un fuerte castigo para Róger Rojas, pero en realidad, lo que recibió en las últimas horas fue un premio por su alta cuota goleadora con Alajuelense.

La dirigencia de Herediano anunció públicamente el viernes que le pediría al Tribunal Disciplinario que investigue y castigue al atacante catracho por incurrir en supuestos insultos racistas contra Jhamir Ordain, el miércoles pasado, en el Estadio Nacional.

Ese día, el goleador del Clausura 2018 anotó un penal que le dio el triunfo a su equipo y llegó a 19 anotaciones en el torneo.

Aunque se sentía muy feliz por esa victoria, también estaba desencajado al recibir una amonestación. Era su quinta tarjeta amarilla y eso significaba que quedaba fuera del partido del domingo pasado ante los florenses.

Él quería jugar y por eso es que su semblante reflejaba tanta tristeza mezclada con impotencia.

Dos días después, cuando los rojiamarillos se pronunciaron en diversos medios de comunicación, a Rojas le preocupaba que quienes lo señalaban de racista estaban manchando su reputación.

De hecho, no se descarta que el futbolista con estudios de Derecho tome medidas al respeto.

De esa situación, lo que más lo llenó es que sintió que el equipo le dio apoyo total, tanto a nivel de Junta Directiva, gerencia deportiva y de camerino.

Para todos se trataba de una injusticia y Rojas siguió el consejo de que no le diera importancia a lo que no la tenía.

"Hacemos como que no ha pasado nada, la verdad que Róger no es así y en el video está demostrado que él no dijo lo que muchos han dicho, lo conozco mucho, para mí es como mi hermano, mi familia, lo conozco bien y eso nada que ver", mencionó el contención hondureño Luis Garrido.

La tranquilidad por el respaldo aumentó con la alegría que Rojas sintió al ver que los rojinegros sacaron un valioso triunfo de 2-3 en el Rosabal Cordero.

Con eso, lo que le quedaba era motivarse más con una buena e inesperada noticia.

De la Liga a la H. El semestre pasado, cuando enfrentó a los manudos militando con el Olimpia en la Liga Concacaf, a Rojas se le metió entre ceja y ceja que quería jugar en la Liga.

Le gustó el equipo, la afición, el país, se sintió atraído por los colores rojinegros y cuando los manudos lo contactaron para negociar, no tardaron mucho en ponerse de acuerdo y estampar la firma.

Esa corazonada de aquel momento hoy la comienza a entender mucho más: Alajuelense se convirtió en el trampolín para que su nombre volviera a estar en la lista de convocados de la Selección de Honduras.

Al Morera Soto llegó una notificación de la Federación Hondureña de Fútbol en la que se comunicaba que Rojas, Luis Fernando Garrido y Alex López fueron tomados en cuenta por el seleccionador interino Carlos Tábora para los amistosos que sostendrá Honduras el 28 de mayo contra Corea del Sur y el 2 de junio ante El Salvador.

Róger Rojas es muy disciplinado tácticamente. Aquí recibe indicaciones del técnico Luis Diego Arnáez. Fotografia: John Durán

La convocatoria a la H es una motivación adicional para Ro-Ro, quien no vestía la camisa de su país desde que Hernán Medford lo convocó para una gira de fogueos en Asia.

El 11 de noviembre de 2014, Rojas jugó 14 minutos al ingresar por Juan José Rodríguez en un partido que Japón derrotó a Honduras por 6-0.

Siete días después fue titular en el empate sin goles contra China, actuó 74 minutos y lo relevó Romell Quioto.

En el camino hacia Brasil 2014, el colombiano Luis Fernando Suárez lo usó en los partidos eliminatorios contra Panamá, Jamaica y Estados Unidos y les anotó a los caribeños; mientras que Jorge Luis Pinto nunca lo tomó en cuenta para la eliminatoria hacia Rusia 2018, en la que los catrachos no superaron la repesca con Australia.

Los goles con Alajuelense vuelven a poner a poner a Róger Rojas en su selección, tras 3 años y 5 meses sin ser convocado.