Óscar Sierra Quintero.   19 enero
La primera aparición de Superman fue en el Action Comics #1, en junio de 1938. Imagen: Action Comic DC.

Corría el año de 1929 y el joven guionista Jerry Siegel llevaba varias noches sin dormir debido a una fantástica idea de ciencia ficción que se había alojado en su cerebro: el planeta habitado en una lejana estrella entraba en una serie de convulsiones que lo llevarían a su destrucción total. Antes del inminente estallido final de ese mundo en agonía, llamado Kriptón, es lanzada al espacio una nave que llevaba a bordo al hijo, aún bebé, de un alto dignatario del citado planeta de nombre Jor-El. Tiempo después, la nave descendería en la Tierra y el niño sería rescatado por una pareja de ancianos granjeros. Al crecer, el náufrago sideral revelaría superpoderes que lo convertirían en un ser prácticamente invulnerable e invencible. Siegel presenta su idea al joven dibujante Jerry Shuster dando nacimiento así a uno de los más grandes personajes de los cómics modernos: Superman.

Aquella idea hubiera sido bastante original de no haber sido porque, en la localidad de Banabara en la república de Mali, norte de África, los antropólogos descubrieron años antes el extraño pueblo de los dogons, cuyos altos sacerdotes afirmaban el lugar provenía de un siniestrado planeta en la estrella Sirio, ubicada a ocho años luz de la Tierra. El joven Siegel no sabía absolutamente nada de tal pueblo cuando hizo su historia.

Los dogons mantienen una tradición en torno a la estrella Sirio sobre la que dicen, desde hace siglos, que posee una compañera “pesada”: una enana invisible al ojo humano que la orbita cada 50 años. Solo hasta mediados del siglo XIX y gracias al desarrollo de telescopios ópticos muy potentes, se pudo descubrir que, efectivamente, Sirio posee una compañera enana blanca que presenta un giro orbital de 50 años con lo que quedó “demostrado” que la historia del origen no terrestre de los dogons podría tener una base real.

No sería la primera vez que un autor de cómics llegaba a anticipar lo que se crearía o descubriría años más tarde.

En 1931, el guionista y dibujante Chester Gould crea a Dick Tracy, personaje de tira cómica policíaca que comienza a publicarse en octubre en el diario Chicago Tribune.

En 1946, el creador le incorpora a su personaje un fantástico “transmisor de pulsera” que en nada se diferencia a los actuales relojes inteligentes. Hacia 1960 aparece en la tira una nave antigravitacional que hoy día se encuentra en fase de investigación y experimentación en los laboratorios de la NASA.

Un dibujante español “predice” la tragedia del 11-S

De nuevo, un cómic policiaco, en este caso humorístico, se anticipa a los sucesos del futuro. El dibujante y guionista español Francisco Ibáñez creó en 1958 a una pareja de divertidos detectives a los que llamó Mortadelo y Filemón, especie de parodia del doctor Watson y Sherlock Holmes.

Con motivo de la celebración de los 35 años de esta exitosa historieta, en 1993 se publicó un álbum en cuya nueva aventura Mortadelo y Filemón se encuentran de visita en la ciudad de Nueva York. En una de las viñetas aparece un avión chocando contra una de las torres gemelas. ¡Fue ocho años antes de perpetrarse el atentado del 11 de setiembre del 2001!

Proyecciones holográficas en una historieta de los años 60
La primera edición de 'Mandrake el mago' salió el 11 de junio de 1934. Aquí con Magnon.

A mediados de los años 60, en la tira cómica de aventuras Mandrake el mago, creada por Lee Falk en 1934 y dibujada por Fred Fredericks, uno de sus personajes llamado Magnon (el emperador de la galaxia central) se presentaba ante su amigo terrícola Mandrake desde años luz de distancia, mediante una proyección holográfica, décadas antes que se comenzara a desarrollar esa tecnología.

Flash Gordon y la tecnología del siglo XXI

Uno de los grandes iconos del cómic y el cine de ciencia ficción de todos los tiempos vio la luz en 1934 con el nombre de Flash Gordon. Creado por el dibujante Alex Raymond, Flash Gordon comienza a publicarse en los suplementos dominicales como parte del material gráfico distribuido internacionalmente por la empresa King Features Syndicate.

Las aventuras de Flash Gordon se desarrollan en torno al planeta Mongo y los continuos enfrentamientos del protagonista con un tirano que domina a ese mundo, Ming el Despiadado.

En una historieta del héroe espacial, publicada en 1936, aparece el villano Ming hablando por chat de voz en una computadora portátil asombrosamente parecida a las actuales laptops.

Uno de los grandes iconos del cómic y el cine de ciencia ficción de todos los tiempos vio la luz en 1934. Es Flash Gordon.
El mundo anticipado por Los Supersónicos

Una de las más exitosas series animadas, creada por William Hanna y Joseph Barbera en los años 60 –también realizada en cómics–, Los Supersónicos (cuyo título original es The Jetsons) anticipó muchos de los adelantos tecnológicos de los que hoy disfrutamos, tales como los periódicos digitales que leemos por medio de las computadoras o las tabletas, los videochats, los robots que se utilizan en muchas industrias y que ya casi llegan a los hogares, y los dispensadores de alimentos como el “café Keurig”, entre otros.

Los clones de Jack Kirby en los años 70

Cansado de no ser reconocido ni creativa ni profesionalmente, el dibujante norteamericano Jacob Kurtzberg, también conocido como Jack Kirby (uno de los pilares impulsores del Universo Marvel ), decide separarse a finales de los años 60 de la famosa editorial para irse a verter su talento creativo en la principal competencia de Marvel, la DC Comics, tentado por una oferta que le hizo el director Carmine Infantino.

Con mayor reconocimiento y libertad creativa, el rey Kirby crea para la DC Comics la serie de aventuras El Cuarto Mundo a inicios de la década de los años 70.

El concepto se basaba en una serie de acontecimientos que ocurrían en la Tierra influenciados por la guerra entre dos mundos donde vivía una raza de dioses llamados Nuevo Génesis y Apokolips. Apokolips era gobernado por un dios oscuro llamado Darkseid, que estaba extendiendo sus tentáculos hasta nuestro planeta, armando bandas especializadas de delincuentes con armas de gran tecnología e impulsando experimentos de clonación desarrollados por una misteriosa organización llamada Cadmus. Posteriormente, Darkseid se convertiría en uno de los más temibles enemigos de Superman y Batman.

Cadmus llevaba a cabo experimentos como los de los Newsboys Legions, que eran clones de varios de los científicos de esta institución, quienes apoyaban al Guardián, héroe que también era un clon de un policía que había muerto asesinado, Jim Harper (pariente de Roy Harper, Speedy o Veloz, ayudante de Flecha Verde). Uno de los objetos de experimentación fue el propio Jimmy Olsen, amigo cercano de Clark Kent.

Las técnicas de clonación vieron la luz casi dos décadas después con el nacimiento de la oveja Dolly en 1996.

Como vemos, al lado de los grandes autores de ciencia ficción, los guionistas y dibujantes de cómics han anticipado el futuro con asombrosa precisión.

*El autor es director de los movimientos artísticos La Pluma Comic y la Pluma Sonriente; además, es profesor universitario.