• 23 de noviembre de 2017


    FUENTES:

    Análisis propio con base en estadísticas del Organismo de Investigación Judicial y del Observatorio de Violencia de Género contra las Mujeres del Poder Judicial.



    Editora:
    Hassel Fallas.


    Diseño y desarrollo web:
    Hassel Fallas y Bryan Gutiérrez


    Imágenes:
    The Noun Project





    DATA © GRUPO NACIÓN GN S.A 2017

    23 de noviembre de 2017


    FUENTES:

    Análisis propio con base en estadísticas del Organismo de Investigación Judicial y del Observatorio de Violencia de Género contra las Mujeres del Poder Judicial.



    Editora:
    Hassel Fallas.


    Diseño y desarrollo web:
    Hassel Fallas y Bryan Gutiérrez


    Imágenes:
    The Noun Project





    DATA © GRUPO NACIÓN GN S.A 2017

    Femicidios en Costa Rica

    Las silenciadas

    En poco más de una década, 312 mujeres murieron violentamente a manos de hombres que creyeron ser sus dueños y acabaron con su existencia por un deseo de dominio y control. Este reportaje gráfico evidencia los números de esa realidad, de la forma más extrema de crueldad hacia las mujeres.

    24 de noviembre, 2017 | POR HASSEL FALLAS Y BRYAN GUTIÉRREZ

    Vidas perdidas

    En lo que va del año, 25 mujeres han sido asesinadas por su pareja o expareja, parientes, conocidos o atacantes sexuales. El último femicidio ocurrió el 19 de noviembre, en San Carlos de Alajuela. La enfermera Kattia Vargas , de 44 años, murió por los golpes que, presuntamente, le propinó su marido. Vargas era madre de tres niños de 10, 8 y 6 años.




    La mayoría son homicidios crueles, con una dosis de violencia terrible, con ensañamiento. Esa es la característica por la cual los femicidios se plantean como crímenes de odio. La lógica es: esa mujer es mía, hago con ella lo que me da la gana, si siento que se me va de las manos, desato mi rencor sobre ella, sobre ese objeto.
    Montserrat Sagot, directora de la Maestría de Estudios de la Mujer de la Universidad de Costa Rica


    Muerte en los barrios

    Los distritos de Limón y Liberia registran la mayor cantidad de víctimas de todo el país. Interactúe con el gráfico para conocer la cantidad de hechos ocurridos, según provincia, entre 2010 y noviembre de 2017.


    Relación con el homicida

    La mayoría de estos crímenes sucedió en el entorno familiar. El verdugo de la mitad de las fallecidas fue su pareja o expareja. A dos de cada tres las mataron con un arma blanca o de fuego.


    *La clasificación de los homicidas incluye a cónyuges o parejas actuales, tipificado en el artículo 21 de la Ley de Penalización de la Violencia contra las Mujeres. También a los establecidos en el femicidio ampliado: atacantes sexuales, novios, parientes y cualquier otro que quite la vida a una mujer por su condición de género.

    Agresores condenados

    Los tribunales han hallado culpables de cometer femicidio, o por tentativa, a 118 hombres, entre 2009 y 2015. A otros 56 se les absolvió. La Ley de Penalización de la Violencia contra las Mujeres se promulgó en 2007.




    La violencia de género y los femicidios son un llamado a la reflexión, para que cada uno piense si contribuye, o no, a mantener estereotipos, reproducir ese tipo de violencia o ayudar al cambio.
    Dixie Mendoza, coordinadora del Observatorio de Violencia de Género contra las Mujeres - Poder Judicial

    Existencia truncada

    Entre las mujeres que perdieron su vida hay nueve menores, destacadas en color lila e incluyendo una bebé de cuatro meses. Este gráfico le muestra la fecha y lugar donde las mataron. Incluye información solo de 192 de los 219 femicidios acontecidos de 2010 a la fecha, son los registrados en la base de datos del Organismo de Investigación Judicial.





    2017

    2016

    2015

    2014

    2013

    2012

    2011

    2010

    Estamos entrando a una época regresiva, de ideologías que defienden al hombre como cabeza de familia. Cuando prevalece que las mujeres deben ser sumisas a la autoridad masculina, y además se suman la desigualdad y un aumento en la criminalidad las condiciones se vuelven explosivas y peligrosas para las mujeres. Costa Rica se está moviendo a ese territorio y debemos actuar.
    Montserrat Sagot, directora de la Maestría de Estudios de la Mujer de la Universidad de Costa Rica