Lysalex Hernández A.. 7 julio
La serie, que se transmitió desde 1989 hasta 1998, fue distinguida con 10 premios Emmy. Fotografía: Canal Sony para La Nación
La serie, que se transmitió desde 1989 hasta 1998, fue distinguida con 10 premios Emmy. Fotografía: Canal Sony para La Nación

Es mucho lo que se ha escrito sobre la serie Seinfeld, en especial, cuando se conmemora algunos de sus aniversarios, ya sea de la emisión de su primer capítulo en los Estados Unidos, el 5 de julio de 1989, o del momento en el que dijo adiós, luego de nueve temporadas al aire, bajo la promesa de estar siempre presente entre sus fanáticos, un 14 de mayo de 1998.

Lo cierto es que para mí, el tener que hacerlo sobre la icónica comedia creada por Larry David y Jerry Seinfeld, se vuelve un tema más personal. Las razones para ello son muchas, pero, quizás, una de las más importantes es por la “compañía” que me dieron sus protagonistas en momentos que han marcado de una u otra forma mi vida.

Es mi compromiso, como seguidora del programa, comenzar este artículo relatando una de esas anécdotas más especiales en la que el famoso cuarteto de amigos, integrado por el propio Seinfeld, George Costanza, Elaine Benes y Cosmo Kramer, me hizo experimentar una de las principales filosofías que ha caracterizado al show desde sus inicios: valorar el lado positivo de la cotidianidad.

Este hecho se remonta al miércoles 9 de julio de 1997, específicamente, a las 3:23 p. m., instante en el que experimentaría un hecho completamente desconocido para mí: un terremoto. A mis 12 años, me encontraba en mi casa, que era un apartamento de un piso 14, completamente sola –por cuestiones del destino y de las responsabilidades de mis padres– cuando sucedió este sismo, mientras veía uno de los capítulos de Seinfeld en Canal Sony.

Los personajes Cosmo Kramer, Elaine Benes, George Costanza y Jerry Seinfeld (izq. a der.) siguen conquistando al público. Fotografía: Canal Sony para La Nación
Los personajes Cosmo Kramer, Elaine Benes, George Costanza y Jerry Seinfeld (izq. a der.) siguen conquistando al público. Fotografía: Canal Sony para La Nación

Su duración, de tan solo 51 segundos, se convirtió en uno de los momentos más eternos que he vivido hasta hoy, cuando de forma inesperada, todo empezó a moverse de forma descontrolada, en la ciudad de Caracas, en Venezuela, como consecuencia del movimiento telúrico que registró una magnitud de 7.0 grados en la escala de Richter y que tuvo como epicentro la comunidad de Cariaco, a unos 480 kilómetros de distancia de la capital del país.

Contrario a lo que podría pensarse, lo que más recuerdo de ese momento es el haber estado frente al televisor viendo cómo el excéntrico de Kramer entraba, de manera intempestiva, al apartamento de Seinfeld en busca de una lámpara, generando sorpresa y risas entre el comediante y su fiel amigo, George, quienes no entendían lo que estaba sucediendo.

Al igual que ellos, yo experimentaba esa sensación de incertidumbre hacia lo inesperado, pero hubo algo en esa escena que me hizo mantener la calma, a mi manera, claro está, y sintiendo que no estaba sola. El punto de encuentro no pudo ser otro que la risa, la nerviosa, la que estalla, la que no se oculta y que parece infinita.

¿Suma de casualidades?

Hay para quienes la llegada de Seinfeld a la televisión se debe a un conjunto de situaciones que arrojaron un resultado exitoso, mientras, que otros, consideran que su popularidad está en la sencillez de su premisa: una comedia sobre nada, que fue capaz de mostrarlo todo a su público.

Precisamente, la historia estuvo a punto de no ver luz en la pantalla chica, luego de que se presentara el piloto del programa en un focus group y este solo recibiera comentarios negativos, quienes alegaron que era todo, menos gracioso, por lo que el comediante Jerry Seinfeld "tenía que hacer otro tipo de programas si quería destacarse.

“Probablemente fue el piloto con las pruebas más bajas en la historia de la NBC... ’Estos son perdedores', ‘No es gracioso’, ‘Sabemos quién es Jerry Seinfeld. No debería hacer este espectáculo’, fueron algunos de los comentarios que recibimos en ese momento", aseguró Kevin Reilly, quien era un ejecutivo de desarrollo en la cadena televisiva NBC, donde se emitió la serie, en la década de 1980.

Según reseñan medios como Hollywood Reporter, a pesar de las críticas recibidas, los directivos del canal quedaron encantados con el programa, por lo que entonces iniciaron con un proceso de negociación para recaudar el dinero necesario y ordenar la producción de los primeros cuatro episodios.

“Jerry se mantuvo callado y siempre respetuoso y dijo: 'Solo una pregunta: en la historia de la televisión, ¿alguna vez ha funcionado algo con una orden de cuatro episodios? y yo le dije: ‘No lo sé’. Y él dijo: ‘Está bien, lo haremos’, y eso comenzó el matrimonio entre Seinfeld y NBC", explicó a la revista, Warren Littlefield, quien en aquel entonces era el presidente de los contenidos de entretenimiento de NBC.

Llegar hasta este punto no resultó sencillo para los cocreadores del show, Seinfeld y Larry David, quienes unieron sus talentos para desarrollar un guion que tuvo como base recrear algunos de los momentos que ellos experimentaron como comediantes a lo largo de su carrera.

“Aquel piloto no fue concebido inicialmente como tal. The Seinfeld Chronicles se había encargado como un especial de 90 minutos, que iba a seguir a Jerry Seinfeld durante un período de tiempo para mostrarle al público cómo los cómicos obtienen, de su propia vida, las ideas para sus monólogos”, explica el medio Fuera de serie.

Fieles a la promesa de que solo mostrarían situaciones vividas por ellos mismos, fue cómo se construyeron los cuatro personajes centrales de la serie: Jerry se interpretaría a sí mismo, pero de una forma mucho más caricaturizada lo que le permitiría desarrollar su creatividad con una mayor libertad. A él se sumaría su incondicional amigo George Costanza (Jason Alexander), quien se caracterizaba por su poco éxito con las mujeres, además de ser tacaño y mentiroso.

La representación femenina en la trama recaería en Elaine Benes (Julia Louis-Dreyfus), la exnovia de Seinfeld que trabaja como escritora y tiene un carácter muy temperamental y que no escatima en hablar las horas que sean necesarias para lograr sus objetivos. La inclusión de este personaje fue el resultado de la relación amorosa que tuvo, en la vida real, el comediante con su colega Carol Leifer, y quien se unió al show como productora en la quinta temporada.

Mención aparte merece Cosmo Kramer (Michael Richards), considerado como el personaje más querido de Seinfeld, al punto de que, con el pasar de los años, productores y directores le solicitaban al público que asistía a las grabaciones del programa que no aplaudieran cada vez que el estrafalario hombre entraba a escena, ya que se rompía con el ritmo de filmación

“El personaje de Kramer está basado en un vecino de David, llamado Kenny Kramer, que al igual que en la historia de televisión, estaba del otro lado de su puerta y se caracterizaba por su personalidad tan irreverente, con la que sorprendía a todos, y con el que tenía una gran amistad"", explica el periódico Usa Today.

Risas heredadas

Seinfeld, que a 30 años de su estreno ocupa la posición número 25 de las 100 mejores series de la historia de la televisión según los usuarios del portal especializado IMDB, resultó clave para la llegada de otras comedias a la pantalla chica, entre las que destacan Friends, The Office, Fraiser y hasta de The Big Bang Theory.

Los protagonistas de 'Seinfeld' decidieron seguir distintos caminos tras finalizar la serie, pero su amistad trascendió la pantalla chica. Fotografía: Canal Sony para La Nación
Los protagonistas de 'Seinfeld' decidieron seguir distintos caminos tras finalizar la serie, pero su amistad trascendió la pantalla chica. Fotografía: Canal Sony para La Nación

A lo largo de sus nueve temporadas, el programa hizo enormes aportes a la cultura pop durante la década de los noventa. Con una audiencia que llegó a los 76 millones de televidentes durante la transmisión de su episodio final, en 1998, este sitcom filmado en la mítica ciudad de Nueva York, recibió 10 premios Emmy, tres Globos de Oro, un Screen Actors Guild Award y tres People’s Choice Awards.

La industria del entretenimiento también ha sabido reconocer el tesoro detrás de esta serie, especialmente la plataforma de streaming Amazon Prime Video, quien pagó casi $100 millones de dólares para tener los derechos e incluir en su catálogo las nueve temporadas del show.

De hecho, en 2017 se informó de que este es el programa de televisión que más dinero ha recaudado en su historia, llegando a una cifra de más de $3 mil millones de dólares hasta ese momento. No en vano, el comediante Jerry Seinfeld fue incluido en el Libro de récord Guinness al recibir la propuesta, por parte de la cadena NBC, de seguir grabando la comedia y obtener un pago de $5 millones por episodio, pero este se negó.

El Universo Seinfeld sigue más vigente en la actualidad, con detalles hechos a su medidas al ofrecerles a sus fanáticos la posibilidad de tener un espacio en el que pudieran celebrar el Festivus, apropiarse de la expresión "yada, yada, yada" y hasta dar con la inesperada existencia del "famoso nazi de la sopa".

Lo que tenían en común los personajes era su amistad, misma que trascendió la pantalla, y en la que fueron capaces de construir las bases con la que el género de la comedia seguiría buscando hacerse un lugar de preferencia en el público seguidor de este tipo de historias.

Sin embargo, lo más importante que trajo consigo la serie fue la oportunidad de que, en medio de las risas y hasta en las incoherencias, el público tuviera la capacidad de analizar todas esas virtudes, pero, especialmente los defectos, que nos hacen humanos.

¿Dónde verla?

Plataforma: Amazon Prime Video

Elenco: Jerry Seinfeld, Jason Alexander, Julia Louis-Dreyfus, Michael Richards y Wayne Knight

Creadores: Larry David y Jerry Seinfeld

Temporadas: 9

La vida continúa

Tanto para los actores que interpretaban a los personajes centrales, como aquellos que poco a poco fueron labrándose su propia popularidad, tal es el caso del cartero Newman (Wayne Knight), además de Larry David, el trabajo siguió rindiendo frutos. Aquí un repaso de lo que ha sido de ellos después del final de Seinfeld.

Actor: Jerry Seinfeld

Según la revista Forbes, Seinfeld es el comediante estadounidense con la más grande fortuna, misma que llegaría a superar los $900 millones de dólares. Tras finalizar la serie, el actor retomó sus monólogos y se dio a la tarea de producir el programa Comedians in Cars Getting Coffee, en las que unió dos de sus más grandes pasiones: su interés como coleccionista de autos y realizar entrevistas a destacadas personalidades del entretenimiento. Las dos últimas temporadas del show están disponibles en Netflix.

Actor: Jerry Seinfeld. Fotografía: Canal Sony para La Nación
Actor: Jerry Seinfeld. Fotografía: Canal Sony para La Nación

Actor: Jason Alexander

Hay quienes consideran que su éxito tras finalizar Seinfeld fue en picada, pero lo que muchos desconocen es que este actor decidió mantener muy activa su carrera en los escenarios de Broadway, espacio en el que ha tenido la oportunidad de dirigir algunos musicales. Su fama lo llevó a ser invitado en series como Friends, Malcolm in the Middle, Criminal Minds y, más recientemente, Young Sheldon. En cuanto a películas destaca Mujer bonita y Siempre a tu lado, Hachiko.

Actor: Jason Alexander. Fotografía: Canal Sony para La Nación
Actor: Jason Alexander. Fotografía: Canal Sony para La Nación

Actor: Michael Richards

Luego de que se emitiera el capítulo final de la serie, Richards decidió que seguiría su carrera como comediante, por lo que se unió al grupo de comediantes que se presentaba en el Laugh Factory. Sin embargo, en el año 2006 fue protagonista de una polémica racista cuando se divulgó un video de una de sus rutinas, lo que lo llevó a pedir disculpas públicamente y retirarse de los escenarios. Su regreso a la televisión se dio en el año 2013, tras interpretar a Frank en la comedia Kirstie, que se canceló tras emitirse su primera temporada.

Actor: Michael Richards. Fotografía: Canal Sony para La Nación
Actor: Michael Richards. Fotografía: Canal Sony para La Nación

Actriz: Julia Louis-Dreyfus

A parte de Jerry Seinfeld, esta actriz supo aprovechar las oportunidades que se le presentaron al finalizar Seinfeld. Protagonizó la comedia The New Adventures of Old Christine en el año 2006, y que se transmitió en Latinoamérica por Warner Channel. Su trabajo más reciente, Veep, junto al canal HBO, la llevó a ganarse el premio Emmy a mejor actriz de comedia en seis ocasiones, gracias a su interpretación como Selina Meyer, una muy particular vicepresidenta de los Estados Unidos.

Actriz: Julia Louis-Dreyfus. Fotografía: Canal Sony para La Nación
Actriz: Julia Louis-Dreyfus. Fotografía: Canal Sony para La Nación

Actor: Larry David

Además de ser el cocreador de la serie, este comediante no desaprovechó la oportunidad de interpretar a George Steinbrenner, propietario del equipo de los Yankees de Nueva York, donde George Costanza trabaja como asesor de ventas, y quien solo mostraba su espalda frente a cámara. Dejó Seinfeld en la temporada siete para tener su propio show en el canal HBO: Curb Your Enthusiasm, y del cual ya se han emitido más de 90 capítulos desde el año 2000.

Larry David (izq.) reunió, en el año 2009, al elenco de 'Seinfeld' para que participaran en Curb Your Enthusiasm, la comedia que creó y protagonizó para HBO. Fotografía: HBO para La Nación
Larry David (izq.) reunió, en el año 2009, al elenco de 'Seinfeld' para que participaran en Curb Your Enthusiasm, la comedia que creó y protagonizó para HBO. Fotografía: HBO para La Nación

Actor: Wayne Knight

Se unió al show en el año 2012 como el cartero Newman. Aunque en un inicio su papel fue esporádico, poco a poco logró ir obteniendo una mayor participación en la historia, ganándose el cariño del público. Es conocido por su papel en la película Jurassic Park, donde dio vida al torpe programador de InGen y espía para Biosyn, Dennis Nedry. También apareció en filmes como Space Jam y Dirty Dancing, además de que ha prestado su voz para personajes como Al McWhiggin, en la película Toy Story 2.

Actor: Wayne Knight. Fotografía: Canal Sony para La Nación
Actor: Wayne Knight. Fotografía: Canal Sony para La Nación