Fernanda Matarrita Chaves.   8 julio
René Barboza es uno de los participantes de la quinta temporada de 'Tu cara me suena'. Él renovó su imagen para retornar a la pequeña pantalla. Foto: René Barboza para LN

René Barboza, el periodista, cantante y presentador del recordado programa Sin complejos, se presentará en la televisión, tras cuatro años fuera de la pequeña pantalla, con un par de cambios en su imagen.

Barboza, participante de Tu cara me suena 5 (TCMS), perdió ocho kilos y se realizó “unos pequeños cambios estéticos” para este retorno televisivo, pues además de participar en el programa de imitaciones y caracterización de Teletica, estrena Rueda el balón, un espacio deportivo en FUTV que se presenta todos los martes, a las 9 p. m.

Además de la pérdida de peso, Barboza reveló, con un poco de reserva, que se realizó una cirugía de párpado para dar más amplitud, se removió papada y se aplicó un poco de botox en el rostro.

“Inicialmente decidí bajar de peso por un tema de salud, pues soy diabético y con esto del coronavirus hay que cuidarse mucho más. En cuanto a los cambios estéticos se pensaron en el regreso a la televisión, pues también estoy con el programa Rueda el balón”, contó Barboza.

El comunicador, de 52 años, dice que esta participación en TCMS significa una agradable oportunidad para entregarse como cantante y actor; así como para llevar entretenimiento a la audiencia tras estos meses de tanta incertidumbre y crisis por la pandemia.

“En este momento la gente necesita más diversión que malas noticias o enfrentamientos”, puntualiza.

A escena

Barboza interpretará a Sandro de América en la primera gala este 12 de julio. Los retos apenas inician, sin embargo, hay dos que le inquietan particularmente. El primero es cantar en inglés, pues no tiene formación en ese idioma.

El segundo desafío tiene que ver con la transformación. A René Barboza le preocupa encarnar un personaje femenino, no por lo que opinen “sus detractores políticos”, pues recuerda que anteriormente, cuando se publicó una foto suya en la obra Chingos o nada, sus “enemigos” la usaron para tratarle de charlatán.

Lo que le intranquiliza es “lo dificultoso” que puede ser dar vida a una dama.

“No es algo que me agrada muchísimo. Pienso en cómo voy a tener que caminar. Ese tipo de cosas me van a costar. Pero lo voy a asumir desde mi posición de actor”, dijo.

Barboza añade que le gustaría interpretar a señoras como Rocío Jurado. Él recuerda con la seriedad que Jorge Madrigal, participante de la temporada pasada, dio vida a Paquita la del Barrio.

“No sé cómo haría si me ponen un personaje sexy, por ejemplo Thalía, yo en lugar de sexy sería un desexito. Qué cosa más pavorosa. Me demandarían (risas)”, comentó.

El artista dice que, por primera vez, en sus más de tres décadas de carrera, siente algo cercano al pánico escénico ante la imponente escenografía del programa.

“Al inicio estaba preocupado pensando en qué me había metido, pero al ver el profesionalismo tan grande con el que se hace todo, la camaradería que se vive, los protocolos sanitarios que se están tomando y cómo se preocupan por cada uno, crea un gran ambiente”, agrega.

Barboza destacó el talento de todos sus compañeros y lo intensa que sabe estará la competencia.

“De mí pueden esperar mucha entrega y dedicación. Voy a tomar muy en serio mi trabajo. Vamos a divertir a la gente en estos tiempos en lo que tanto se ocupa distraerse y reír”.