Lysalex Hernández A.. 10 agosto

Si la ciudad de Miami lo tenía todo para ser la sucursal “idílica” de Spencer Strasmore (Dwayne Johnson) y Joe Krutel (Rob Corddry), su nuevo destino: Los Ángeles, tiene razones de sobras para llevar sus vidas al límite de las emociones y de las aventuras.

La cuarta temporada de Ballers, que tiene como protagonista a un exjugador y superestrella de fútbol americano que se convierte en consultor financiero, un jugador recien retirado y una periodista, augura que los 10 episodios que se estrenarán a partir de este domingo 12 de agosto, a las 10 p. m. por HBO, estarán cargado de mucho más lujo, tentaciones y traiciones.

El primer capítulo de esta entrega arranca con Spencer y Joe llevando a sus talentos a la ciudad de Los Ángeles, con el propósito de expandir su portafolio y horizonte en el mundo de los deportes. A partir de esta decisión, lo que suceda en la cancha será lo menos interesante, pues la atención se centrará en la vida privada de los jugadores de fútbol americano.

Ser parte activa de este complejo y millonario negocio será el principal reto de Spencer, donde aprenderá que no siempre el lado sucio de este deporte funciona para cerrar negocios. Esta será la principal tarea para cada uno de los agentes que buscarán que los muchachos que recién están entrando a la liga aprendan cómo mantenerse en buenos términos con la empresa que los emplea, sus entrenadores, compañeros, fans y la prensa.

"Nunca había interpretado un personaje tan cercano a mi experiencia de vida, un jugador retirado que tiene que acostumbrarse a esta nueva vida y pasa rodeado de jugadores de fútbol”, expresó Dwayne Johnson en una entrevista con el programa Good Morning America, antes del estreno de la tercera temporada.