Televisión

Presentadores de 'talk-shows' estadounidenses piden acciones para evitar otro atentado como el de Las Vegas

Ellen DeGeneres, Jimmy Kimmel, Trevor Noah, James Corden, Conan O'Brien, Stephen Colbert y Seth Meyers manifestaron su dolor e incluso interpelaron al Congreso y la Casa Blanca.

Tras el atentado que dejó 59 muertos en un festival de música country en Las Vegas, los presentadores de talk-shows estadounidenses dieron anoche en sus respectivos programas mensajes de apoyo a las familias de las víctimas e hicieron un llamado a controlar la tenencia de armas en ese país.

Ellen DeGeneres se refirió al tema la mañana de este martes 3 de setiembre en un programa pregrabado.

“Yo no sé ustedes pero me siento triste, siento que se me está agotando la esperanza, pero no podemos hacer eso, hay más bien en el mundo del mal que hay y seguiré pensado eso. En Las Vegas había filas desde la madrugada para donar sangre, eso es algo bueno. Es complicado tener este trabajo en estos momentos, pero a la vez estoy agradecida de tenerlo: puedo mostrarle al mundo, poner un reflector sobre la gente buena que queda en el mundo”, dijo DeGeneres a su público.

Jimmy Kimmel, comediante originario de Las Vegas, empezó su monólogo llorando y luego, cambió a un tono más firme para pedir acciones que eviten otra tragedia.

“ Nunca entendemos por qué un ser humano le haría eso a otros seres humanos que solo querían divertirse en un concierto, escuchar música.( ...) Un hombre muy enfermo logró mover 17 rifles de asalto hasta su habitación en un hotel y disparó indiscriminadamente a unas 22.000 personas y como resultado esta mañana hay niños sin sus padres, padres sin hijos, madres sin sus hijas, perdimos a una enfermera, a dos policías,a un profesor de educación especial de aquí, de Manhattan Beach, es de esas cosas que te hacen querer vomitar”, dijo Kimmel entre lágrimas.

"¿Saben qué pasará? Algunos rezarán por Las Vegas, algunos se sentirán mejor por ello, otros de nosotros no lo haremos; se escribirán leyes, se hará lo posible por no pasarlas, las leyes fallarán, el NRA (Asociación Nacional del Rifle) ahogará todos los intentos con su dinero y nos distraeremos hasta que esto ocurra de nuevo y de nuevo", añadió.

Conan O'Brien se identificó como "el menos capacitado" para hablar de un tema tan complejo, pero se unió al llamado a la acción.

“He hecho este trabajo por más de 24 años y cuando inicé en 1993, ocasiones como esta eran extremadamente difíciles de encontrar y rara vez yo o cualquier presentador de comedia tenía que lidiar con ellas. Pero en la última década, las cosas han cambiado.

”Hoy, cuando vine a trabajar, el jefe de mis escritores estaba de pie en mi oficina con varios papeles en sus manos y me dijo, 'esto es lo que dijiste cuando sucedieron los tiroteos en Sandy Hook y el club Pulse en Orlando' y eso me golpeó. ¿En qué momento se volvió normal que el presentador de un talk-show tenga que referirse a tiroteos en masa? ¿Cuándo fue qué esto se volvió un ritual de nuestro pueblo? Nunca he sido el más político de los presentadores nocturnos, pero diré lo mismo que dije cuando ocurrió lo de Orlando: no debería ser tan sencillo para una persona matar a tantos con sus armas”, expresó O'Brien.

El inglés James Corden afirmó que era necesario iniciar la conversación sobre el control de armas de inmediato. “Vengo de un lugar en donde no tenemos tiroteos con esta frecuencia, por lo que me es difícil asimilar esta situación, pero debería serlo difícil para todos. La violencia con armas no debería ser algo característico para la vida en Estados Unidos. Algunos dicen que es muy temprano para hablar de control de armas. Yo creo que, para las víctimas que se cobraron anoche, es muy tarde”, Corden

Quien tuvo las palabras más fuertes para los líderes de Estados Unidos y especialmente para el presidente Donald Trump, fue Stephen Colbert.

"El Presidente Trump ha dicho que él quiere transformar las cosas en Washington y que nunca le ha importado cómo se hacen las cosas allí. Éste es el momento de probarlo y lo digo sinceramente, usted no le debe nada a los Republicanos y sabe que los Republicanos trataron de deternerlo de ser presidente. ¿Quiere hacer "America Great Again"? Haga lo que los dos presidentes anteriores no lograron: pase una ley para controlar la tenencia de armas, una ley que la mayoría de los ciudadanos quieren", señaló el presentador.

El sudafricano Trevor Noah criticó a la Casa Blanca y en especial a su vocera Sara Huckabee Sanders, por decir que era un momento para consolar a los sobrevivientes y no para tener un debate político.

"¿Cuándo será el tiempo para tener la conversación? Si dices que justo después de un tiroteo no es el momento, entonces nunca lo será, porque está ocurriendo al menos un tiroteo por día. Cuando un avión se cae hablamos inmediatamente de seguridad en los aviones; cuando un puente se cae, hablamos de seguridad en puentes... Pero parece que en este país se hace lo posible por evitar el tema de las armas", comentó el comediante.

Seth Meyers continuó la críticas a la Casa Blanca y al Congreso llamando a la honestidad. "Sería más honesto si nada más admitieran que nunca van hablar sobre esto y nunca van a hacer nada. (...) si su plan es esperar que los milagros ocurran y que recemos para que no pase nada, está bien. Pero si no van a hacer nada, sean honestos y díganoslo", señaló Meyers.

Por su parte, Jimmy Fallon no hizo mayor comentario sobre el tema, alegando que era un programa para entretener. Él le cedió el escenario a Miley Cyrus, quien interpretó una canción junto al actor Adam Sandler.