AFP. 21 septiembre
El presentador Jimmy Kimmel estuvo solo en el escenario del Staples Center, de Los Ángeles, desde donde se transmitió la premiación. Foto: AFP.
El presentador Jimmy Kimmel estuvo solo en el escenario del Staples Center, de Los Ángeles, desde donde se transmitió la premiación. Foto: AFP.

Los Emmy, que premia lo mejor de la televisión, registraron un nuevo récord de baja audiencia, pese a que sus organizadores superaron los desafíos técnicos y lograron sin inconvenientes una ceremonia a distancia por la pandemia.

La edición 72 de los Emmy, transmitida desde un teatro vacío de Los Ángeles con docenas de nominados y ganadores conectados por videoconferencia, fue vista por un promedio de 6,1 millones de espectadores en Estados Unidos, informó la cadena ABC el lunes.

En 2019 lo vieron 6,9 millones, y en 2018, 10,2 millones, ambos récords de baja audiencia en su momento.

La ceremonia fue dominada por tres programas: Watchmen que cerró con 11 estatuillas, incluida la de mejor miniserie; Succession, ganadora del premio más importante de la noche, de mejor serie dramática; y Schitt’s Creek, que arrasó en las categorías de comedia.

Tratando de dar un giro positivo a las estadísticas, ABC explicó que los Emmy se enfrentaban a un calendario deportivo muy reñido, con la mayoría de los principales deportes profesionales del país retomando juegos en estadios vacíos tras meses parados.

Uno de los puntos altos de la transmisión fue cuando las actrices Lisa Kudrow, Jennifer Aniston y Courteney Cox se reunieron en la casa de Aniston para ser parte de la celebración. Foto: Captura de pantalla.
Uno de los puntos altos de la transmisión fue cuando las actrices Lisa Kudrow, Jennifer Aniston y Courteney Cox se reunieron en la casa de Aniston para ser parte de la celebración. Foto: Captura de pantalla.

Sus competidores transmitieron fútbol americano, el deporte más visto en Estados Unidos, y los playoffs de la NBA.

ABC dijo, además, que hubo más interacción en redes sociales.

En los últimos años, la audiencia de las ceremonias de premios ha caído considerablemente.

Con todo, medios especializados felicitaron la producción de los Emmy, que incluyó presentadores vestidos en trajes de protección con diseño de esmoquin yendo a las casas de los ganadores.

Variety lo llamó “un triunfo sorpresivo de producción” y Deadline lo tachó del “mejor show de premios” en mucho tiempo.