13 diciembre, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Isabella Cruise, hija adoptiva del actor Tom Cruise y Nicole Kidman, comenzó a trabajar en el salón de belleza Vidal Sassoon, ubicado en Londres, luego de finalizar un curso de belleza que duró 30 semanas.

La joven, de 21 años, pagó 24 mil dólares para recibir clases en la prestigiosa academia que lidera este salón.

“Isabella ha estado concentrada en su trabajo y no da ninguna importancia a los padres que tiene. Algunos de sus compañeros de trabajo ni siquiera lo saben”, aseguró una fuente a The Sun .

Desde que se mudara a Inglaterra para estudiar en una conocida escuela de arte la joven ha ido se ha distanciado de la cienciología, de la que su famoso padre siempre ha sido un fiel seguidor.

“Ahora tiene un círculo mucho más amplio de amigos y ha expandido sus horizontes”, expresó el informante.