Glee finaliza seis temporadas de enseñarnos a cantar y amar el teatro musical, pero sale con voz algo baja

Por: Fernando Chaves Espinach 21 febrero, 2015
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Cuando Glee empezó, en el 2009, fue una de esas propuestas en apariencia modestas que, una vez al aire, no dejan de crecer. Tenía una premisa instantáneamente adictiva y perfecta para su época: un montón de perdedores encuentran su oportunidad para brillar en el club de canto del colegio. Glee despegó y no vio atrás. Seis temporadas después llegará un cierre que, incluso para algunos fans, se tomó más tiempo del debido.

En esta serie creada por Ryan Murphey, un grupo de talentosos y excluidos chicos de la escuela McKinley, en Ohio, sueña con el estrellato en el teatro musical.

Primero lo lograron en el mundo real. Con más de 13 millones de discos vendidos, nominaciones a los premios Grammy y Peabody, y cuatro Premios Emmy y tres Golden Globe, Glee se convirtió en un fenómeno cultural.

Véalo. Viernes 27. Fox. 05:00 P.M.

El golpe más duro para la serie fue, definitivamente, el temprano fallecimiento de su protagonista, Cory Monteith. En el 2013, Monteith, con apenas 31 años, murió por una sobredosis de heroína y alcohol. La serie le ridió tributo y se adaptó a su ausencia, pero no recuperó su alto perfil.

Eso sí, tramas predecibles y guiones generaron críticas más de una vez. La actual temporada tiene una calificación acumulada de 63% en RottenTomatoes.com.

El crítico de The Atlantic fue quien lo expresó de forma más ruda: tras la ubicuidad inicial de la serie, cuando parecía que su fama nunca acabaría, llegó el momento en que se hizo “tediosa, sobreextendida e irrelevante”. “Es hora, Glee : hora de dejarlo ir”, añade.

Al cierre. Al inicio de esta temporada, Sue (Jane Lynch) es la nueva directora de la secundaria y elimina todo vestigio del Glee Club. Para Rachel (Lea Michele), es oportunidad de recuperar lo bueno y motivador del club de canto. ¿Alguna misión más apropiada para el fin que mantener el sueño vivo?

Quizás la primera canción que enamoró de Glee fue su versión de Don’t Stop Believin’ , de Journey. Los chicos nunca dejaron de perseguir sus sueños. Los vimos. Nos enamoramos. Sus fans vivieron seis años durante los cuales cada canción fue una sorpresa y cada romance entre personajes. una fiesta. Vengan los aplausos.

Etiquetado como: