En Fast N’Loud salvan autos en vías de chatarra. Richard Rawlings y Aaron Kaufman son los que ponen manos a la obra

Por: Arnoldo Rivera J. 14 febrero, 2015
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Hay gente así, que gusta de entrarle con los tacos de frente a los casos sin remedio, aunque se trate de un carro que esté cerca de la calificación de “chatarra”.

Richard Rawlings, de 45 años, y Aaron Kaufman, de 33, parecen salidos de una escena de Easy Rider ( Busco mi destino ), la icónica road movie de los años 60. Como los personajes de Peter Fonda y Dennis Hopper, ambos toman la carretera en Fast N’Loud: Demolition Theater.

Véalo. Martes 17. Discovery. 07:00 P.M.

Sin embargo, en lugar de los estrafalarios personajes que aquellos se encuentran en su andar, Rawlings y Kaufman buscan, y encuentran, automóviles a los cuales parece que la vida útil ya les pasó; pero...

El trabajo de los dos consisten en agarrar el candidato a la chatarrería y con sus buenos oficios dejarlo “como un ajito”, para luego sacarle ganancia al venderlo.

Ambos se han encontrado con auténticas joyas, que harían las delicias de cualquier coleccionista.

Domiciliado en el Gas Monkey Garage, en Dallas, Texas, este reality ya cuenta con cinco temporadas al aire. Son los empleados de ahí quienes le echan una mano a Rawling y Kaufman.

Además de su permanencia en la pantalla, el programa ya tiene un derivado ( spin-off ): Misfit Garage, con dos empleados del GMG, que fueron despedidos. Nadie puede negar que no existen las oportunidades.

Un Impala 1965, una microbús Volkswagen, unos drones y hasta un asalto frustrado, serán parte de la quinta temporada de Fast N’Loud: Demolition Theater.