Televisión

Eugenio Derbez regresa a los años 80 en ‘Acapulco’ su nueva comedia de Apple TV

La nueva comedia se estrena este viernes 8 de octubre en la plataforma de ‘streaming’ y cuenta los inicios de Máximo, el personaje que interpretó Derbez en el filme ‘Cómo ser un latin lover’

Si vio la película Cómo ser un latin lover recordará a Máximo, el personaje que interpretó Eugenio Derbez, un gigoló a la mexicana que quiere una vida llena de lujos a costa de seducir a mujeres millonarias que le proporcionen cada uno de sus caprichos. Pero, ¿se ha preguntado qué fue lo que llevó a este espécimen de pelo en pecho y tanga amarilla a buscar ese estilo de vida?

Ya no tiene que imaginárselo porque la nueva serie Acapulco, que la plataforma de Apple TV estrena este viernes 8 de octubre, nos llevará hasta la década de los años 80 en el paradisíaco balneario mexicano para conocer el punto de partida de la historia de Máximo.

La producción es protagonizada y producida por Derbez pero además nos presenta al seductor personaje en su versión joven, papel que interpreta el actor mexicano Enrique Arrizon.

Con motivo del estreno, Viva participó en una mesa redonda virtual con ambos actores, en la que hablaron de sus experiencias en esta producción y su esfuerzo por romper estereotipos mientras hacen reír a la gente con esta divertida producción bilingüe.

A la distancia

Debido a la pandemia, los intérpretes no tuvieron la oportunidad de reunirse en vivo para crear en conjunto la versión joven de Máximo, lo cual ocasionó que Enrique Arrizon echara mano de cualquier recurso a su alcance para darle vida al soñador joven con ganas de descubrir el mundo.

“Fue complicado por la pandemia ya que no nos pudimos reunir porque yo venía de otro proyecto y tenía que estar en cuarentena antes de ponerme en contacto con alguien de la producción, pero él (Arrizon) hizo mucha investigación y estuvo estudiando mucho mi personaje en la película”, relató Derbez.

“Tomé capturas de pantalla del personaje de Máximo en la película y también grabé cada una de las escenas para justo mantener su esencia pero también dando mi punto de vista, mis matices y mis tonos, dando mi versión de Máximo y creo que se logró muy bien, empata, hay muy buena química y a la gente le está gustando”, explicó por su parte el actor de 27 años.

Según explicó Derbez, esta serie es un proyecto cuya idea original surgió durante la filmación de la película Cómo ser un latin lover. “Dijimos que sería interesante hacer una serie contando qué fue lo que pasó en el hotel, porque vimos a este cuate que termina ligándose a una viejita y viviendo multimillonario en Malibú, pero qué pasó en el hotel, cuántas mujeres no conoció antes, cuántas historias no tuvo que vivir cuando estaba trabajando en el hotel y es a raíz de ahí que nace la idea de hacer la serie”, contó el comediante.

No obstante, cuando llegó la hora de entrarle al proyecto surgieron algunos cambios con el objetivo de mostrar un lado más completo del personaje. “Decidimos cambiarlo y si te fijas en la serie ya no es este trepador social, ni este gigoló, se convierte en un cuate mucho más humano y más inocente, con valores y que cuando está trabajando en el hotel le preocupa tener que romper sus principios y eso lo hace un personaje mucho más profundo”, explicó Derbez.

“Decidimos alejarnos un poco más de la comedia para ganar un poco más de corazón y hacer un personaje mucho más tridimensional, y es por eso que, aunque está ligeramente basada en la película, es un personaje totalmente diferente”, añadió el actor de 60 años.

Romper esquemas

Para Derbez, quien es uno de los productores de la serie, una de sus motivaciones principales con este proyecto era derribar algunos estereotipos que se han asociado por años con los mexicanos y los latinos en general en la industria filmográfica estadounidense.

“Quería cambiar un poco cómo perciben a México en el extranjero, siento que ha habido demasiadas series que hablan de narcos, de drogas, criminales, y en el extranjero nos ven con muchos estereotipos. Todavía hay estadounidenses que nos preguntan: ‘oye, ¿en México hay burros y sombreros?’. Entonces yo quería mostrar una cara diferente, el México bonito, el México alegre con su música, con sus colores y alegrías, con lo serviciales que somos, en general en Latinoamérica. Entonces esa era la cara que yo quería mostrar en esta serie que va para todo el mundo”, resaltó el también cineasta.

Por su parte, Arrizon destacó que la serie está llena de muchos valores. “Toca temas muy importantes como la familia, los amigos, el amor, la autoreflexión. Creo que Máximo está justo en ese proceso, está creciendo y descubriendo nuevas cosas. Del Máximo de Eugenio al mío hay todo un arco y lo vamos a ir explorando con el tiempo, justo son estas aventuras las que ponen en duda a mi personaje sobre si está tomando las decisiones correctas”, concluyó el joven.

Gerardo González

Gerardo González

Graduado de la Universidad de Costa Rica en Comunicación Colectiva. Especializado en gastronomía, turismo y entretenimiento.