Entre un carnicero y un innovador hotelero, la impronta de conversar con quien recibe el producto quedó más clara que nunca

Por: Fernando Chaves Espinach 13 marzo, 2015

El Festival Internacional de Diseño 2015 empezó su segunda jornada con dos llamados a volver la mirada al cliente. Entre un carnicero y un innovador hotelero, la impronta de conversar con quien recibe el producto quedó más clara que nunca.

Uno de los carniceros más innovadores, el peruano Renzo Garibaldi, presentó un recorrido por la historia de su restaurante Osso.

Allí, los clientes van por una experiencia: se conoce la preparación de la carne, se comen algunos platillos con las manos y el cocinero conversa con el visitante como si fuera un amigo.

"Hemos encontrado nuestra verdad", dice Garibaldi. "Lo que nosotros queremos vender es lo mismo que queremos comprar", añadió.

Con el restaurante Osso, donde se come con las manos y se prueban innovadoras preparaciones de carnes, Renzo Garibaldi ha conseguido renombre dentro de la ya competitiva gastronomía peruana. Ha sido llamado el “carnicero de nuestros tiempos” por Gastón Acurio y el “carnicero más innovador del mundo” por Ferrán Adriá.
Con el restaurante Osso, donde se come con las manos y se prueban innovadoras preparaciones de carnes, Renzo Garibaldi ha conseguido renombre dentro de la ya competitiva gastronomía peruana. Ha sido llamado el “carnicero de nuestros tiempos” por Gastón Acurio y el “carnicero más innovador del mundo” por Ferrán Adriá.

Le siguió el innovador de la cadena de hoteles Hyatt Jeff Semenchuk. El estadounidense describió el complejo proceso que han desarrollado para transformar la experiencia del cliente, volver a hablar con él (y no a través de guiones) e incorporar la tecnología en el servicio.

En su segundo día, tanto el festival como la feria de diseño, Espacios FID, cuentan con una nutrida audiencia.

"He llegado a la conclusión de que nunca dejo de sorprenderme, y cuando creo que lo he visto todo, llega algo nuevo. El día de ayer -jueves- ha sido uno de los más conmovedores, inspiradores y reflexivos de todo el festival", consideró Paco Cervilla, uno de los organizadores.

El festival continuará mañana, sábado con actividades gratuitas en la Casa del Cuño, promociones de restaurantes en barrio Escalante y fiestas en cuatro bares: Hoxton, El 13, El Steinvorth y El Gaff.

El cierre de este gran telón del diseño será en Vértigo, con Dengue Dengue Dengue, mañana, sábado.

Etiquetado como: