Tomas se realizaron durante este mes por el abuelo materno del bebé, Michael Middleton, en el jardín de su casa del condado de Berkshire

 19 agosto, 2013
Los duques de Cambridge y su hijo, el príncipe Jorge, posaron para el abuelo materno del bebé, Michael Middleton, en el jardín de su casa en el condado de Berkshire, al sur de Inglaterra.
Los duques de Cambridge y su hijo, el príncipe Jorge, posaron para el abuelo materno del bebé, Michael Middleton, en el jardín de su casa en el condado de Berkshire, al sur de Inglaterra.

Londres (EFE).

El Palacio de Kensington distribuyó el lunes las primeras fotos oficiales del príncipe Jorge, tercero en la línea de sucesión al trono británico, en las que el bebé aparece tranquilo en brazos de su madre, la duquesa de Cambridge.

Son dos instantáneas tomadas este mes por el abuelo materno del bebé, Michael Middleton, en el jardín de su casa del condado de Berkshire, al sur de Inglaterra, y en ellas su padre, el príncipe Guillermo, se muestra orgulloso a la izquierda de su esposa, a la que rodea con su brazo.

El primer hijo de los duques de Cambridge nació hace cuatro semanas, el 22 de julio en el hospital St. Mary de Londres, y desde ese momento se convirtió en el tercero en la línea de sucesión al trono, después de su abuelo paterno, el príncipe Carlos, y su padre, de 31 años.

Hasta ahora solo se había podido ver al niño el día siguiente de nacer, cuando la pareja posó con Jorge Alejandro Luis a la puerta del hospital para trasladarse posteriormente a la casa de los Middleton en Berkshire.

El príncipe Jorge ha tenido muy pocas apariciones públicas desde su nacimiento.
El príncipe Jorge ha tenido muy pocas apariciones públicas desde su nacimiento.

En las fotos distribuidas ambos se muestran sonrientes mirando a la cámara de Michael Middleton mientras que del bebé, tercer bisnieto de la reina Isabel II, apenas se puede ver su cabeza pues está envuelto en un ropaje blanco.

La duquesa Catalina aparece con el pelo suelto y un vestido de color granate, mientras el príncipe Guillermo viste vaqueros y camisa azul.

En una de las fotos la pareja real está sentada y acompañada por Lupo, su perro cocker spaniel, mientras la segunda instantánea es más formal y en ella ambos aparecen de pie, también sonrientes.

A diferencia de otras ocasiones, en las que la familia real inglesa optó por fotógrafos oficiales como el peruano Mario Testino, en esta ocasión se apostó por facilitar a la prensa instantáneas familiares, más espontáneas.

El mismo lunes el príncipe Guillermo dio su primera entrevista tras estrenarse en la paternidad y, en declaraciones a la cadena estadounidense BBC, aseguró que su hijo era "algo travieso" y que le recuerda "a mi hermano o a mí cuando éramos más pequeños".