El Mercurio/GDA/Chile.   25 febrero
Wisin y Yandel llegan a Viña del Mar con su gira de reencuentro. Foto: Archivo.

La producción del Festival de Viña no solo tiene que preocuparse de los requerimientos técnicos de los artistas que estarán presentes en el evento. Además, y como cada año, para intentar que las estrellas y sus equipos se sientan a gusto durante su estadía, han tenido que coordinarse muy bien para encontrar las bebidas, comidas o pedidos especiales que les han hecho llegar.

Wisin y Yandel, quienes abren los fuegos del evento este domingo, solicitaron lo que a juicio de Pablo Morales, productor ejecutivo del certamen, es una de las grandes exigencias que se ha dado en la historia del Festival: un Boeing 737 en el que serán trasladados junto a sus músicos desde Guatemala a Santiago para alcanzar a llegar al ensayo.

“Efectivamente, tuvimos que contratar este avión que viajará vacío hasta Guatemala y luego vuelve con alrededor de 50 personas. Ellos harán escala en Paraguay antes de llegar al país”, confirmó Merino. Los reguetoneros también solicitaron jengibre, golosinas y que su habitación y el camerino tuvieran una temperatura de 21 grados.

El puertorriqueño Marc Anthony también es delicado con sus peticiones. Él mismo llevará su vino, pero le reembolsarán el monto de lo que gaste. Foto: Archivo/Diana Méndez.

En el caso de Marc Anthony, quien se presenta el próximo martes en el certamen, solicitó expresamente en su camerino vinos de la marca Opus One, una cepa que nace en el valle de Napa, en California, y que no pudo ser encontrado por la producción. “Hicimos todos los esfuerzos necesarios, pero no dimos con este vino, así que el propio artista lo traerá”, dijo Merino. Eso sí, Canal 13 y TVN, los organizadores, deberán reembolsarle a Anthony los costos de cada botella que tiene un valor cercano a $260.000. Anthony, además, pidió chocolates M&M y Snickers, bebidas energéticas y velas blancas.

El colombiano Sebastián Yatra, quiere homenajear a Chile en su paso por la Quinta Vergara, así que como número uno de su lista de pedidos anotó una camiseta de la selección chilena de fútbol, además de 15 botellas de agua sin gas y variados snacks. Yuri es otra que envió una larga lista de alimentos para su camerino; entre ellas, tener pechuga de pavo; mucho Chile Piquín, un tipo de ají muy picante; chicles con sabor a hierbabuena; papayas, melón y sandía, y un espejo de cuerpo entero.

El cantante de trap Bad Bunny solicitó productos orgánicos, mucho hummus, mantequilla de maní y manzanas rojas. Los Backstreet Boys, la banda que agotó entradas en dos horas y se instala como una de las favoritas del certamen, tuvo requerimientos más sencillos: mantequilla de maní, mix de frutos secos, mermelada de uva, 24 botellas de agua y chicles de menta.