Apenas sonó Thriller, todos los allí presentes bailaron y bailaron para estar lo suficientemente preparados para el momento más importante de la tarde: hacer, todos juntos, la coreografía de ese tema de Michael Jackson.

Por: Jessica Rojas Ch. 6 julio, 2014
HIram Castillo dirigió a las decenas de personas que bailaban Thriller.
HIram Castillo dirigió a las decenas de personas que bailaban Thriller.

El gran poder de convocatoria de Michael Jackson quedó demostrado la tarde de este domingo, cuando un gentío se reunió en Multiplaza Escazú para ser parte del homenaje Viva Thriller.

La actividad, organizada por La Nación, pretendía recordar el gran legado que dejó ese cantante, quien falleció en junio del 2009.

En ese centro comercial, la timidez no existió nunca. Apenas sonó Thriller, todos los allí presentes bailaron y bailaron para estar lo suficientemente preparados para el momento más importante de la tarde: hacer, todos juntos, la coreografía de ese tema de Michael Jackson.

Minutos antes de grabar el montaje, el coreógrafo a cargo, Hiram Castillo, mostró cómo debían de ser los pasos de zombi. Todos los grabaron en sus mentes, los practicaron de nuevo y listo: ¡Comenzó el show!

No importó si estaba vestido o pintado como un zombi, lo realmente importante era ponerle muchas ganas y divertirse como nunca antes. Los muertos civientes de Thriller tomaron el centro comercial.

Opinión. Hasta el músico costarricense Luis Montalbert, vocalista de Gandhi, llegó a Multiplaza Escazú con sus hijos Tomás y Daniel, de 6 y 3 años, respectivamente.

"Los chicos no han parado de bailar desde que llegaron, están emocionados con toda la música", comentó el cantante.

Al igual que ellos, la familia Darrow se hizo presente en la actividad. Ellos llegaron desde Atenas exclusivamente para participar en Viva Thriller,  actividad que  terminó a las 3:30 p. m.