29 noviembre, 2013

El 2013 se acaba en el campo musical para los integrantes de Swing en 4 . Por eso, ponen punto final a su temporada de conciertos bimensuales; lo hacen con una última presentación en el Jazz Café, en San Pedro.

Viaje. Luis Monge (al piano), Carlos Sanders, Vinicio Meza y Danilo Castro viajarán en febrero a festival panameño. Cortesía Swing en 4
Viaje. Luis Monge (al piano), Carlos Sanders, Vinicio Meza y Danilo Castro viajarán en febrero a festival panameño. Cortesía Swing en 4

Vinicio Meza, Carlos Sanders, Luis Monge y Danilo Castro decidieron apostar por un repertorio que se enfocará en composiciones de jazz latino, muchas de ellas tienen hasta un año de no interpretarlas.

Sanders, baterista del ensamble, explicó que este año ofrecieron una temporada donde invitaron a músicos como el guitarrista flamenco Ramonet Rodríguez o el vibrafonista Felipe Fournier. Pero, el cierre lo querían hacer solos y con un repertorio que no se escuchó en las presentaciones anteriores.

Entre la música que disfrutará el público está la versión muy al estilo de Swing en 4 de La maza , ese tema de Silvio Rodríguez que también hizo popular Mercedes Sosa.

También darán vida a la balada jazz Paisaje de mis secretos , original de Meza y con bastante tiempo de no interpretarla.

El concierto tendrá entre el público a los organizadores del Boquete Jazz and Blues Festival , de Panamá, que se realizará en febrero. Ellos viajaron exclusivamente para escuchar al cuarteto, esto con motivo de la invitación que le extendieron a Swing en 4 para la edición 2014 del evento musical en tierras canaleras.

“Ellos vienen a conocernos en persona, también por eso seleccionamos este repertorio, para que estén muy seguros de lo que les vamos a ofrecer en el festival; porque ellos quieren jazz latino”, añadió Sanders.

Los intérpretes de Comámolos la bronca sienten que el 2013 los deja con muy buenas experiencias, luego de las colaboraciones que tuvieron con Tupac Amarulloa (flauta traversa), Isaac Morera (percusión), Rodríguez y Fournier. Esto les permitió buscar “nuevos sabores”, para que el público siempre salga sorprendido.