Religiosa avanzó al grupo de 8 finalistas el miércoles, tras figurar entre los 12 primeros seleccionados

 22 mayo, 2014

A ritmo de Livin' on a Prayer, sor Cristina comenzó su camino en la recta final del concurso The Voice, en Italia.

Ayer, miércoles, la religiosa se ubicó en el grupo de ocho finalistas, tras figurar entre los 12 primeros seleccionados.

Acompañada por la banda de rock italiana The Vamps, la monja volvió a sorprender al público con sus habilidades en esta pieza de Bon Jovi, ganando comentarios positivos del jurado de The Voice Italia.

De hecho, quien más satisfecho se mostró con su nueva presentación fue su coach, J-Ax, quien no ha dejado de manifestar su sorpresa por el talento de la religiosa.

“Si de niño hubieras estado cantando en la misa, de seguro que yo hubiera seguido yendo a la iglesia”, le dijo J-Ax, el pasado 19 de marzo, cuando Cristina Scuccia fue seleccionada para debutar en The Voice.

De hecho, la religiosa es una candidata que ha ganado popularidad dado su talento y, claro, su particular salida a escena con hábito incluido.

Oriunda de Sicilia, Scuccia se convirtió en una de las favoritas del público desde su primera aparición, el 19 de marzo, cuando cantó No one de Alicia Keys.

De hecho, el video oficial se convirtió en viral logrando más visitas que Gangnam Style de Psy, tan solo tres días después subir a Internet (hasta ayer, miércoles, sumaba 49.377.598 reproducciones).