Música

Sonríe Ana, sonríe (...) que estás viva

”Tener una segunda oportunidad en la vida es algo importante para mi”. Lo que a Ana Torroja confiesa, es arte y parte de lo que nutrió Sonrisa, su nuevo álbum.

La idea de que la vida se le puede ir de entre los dedos como se va el agua en un cesto, le clavo a Ana Torroja una certeza en el corazón: si se tiene una segunda oportunidad para seguir viva, entonces hay que dar las gracias con todo lo que se tiene. En esta española eso significa poner en ello hasta su voz.

Eso es lo que sustenta Sonrisa, el cuarto álbum de estudio y quinto en su carrera de solista; ese camino que empezó en 1997 cuando lanzó Puntos cardinales, luego de haber sido la voz principal del añorado Mecano desde 1982.

Tenía que pasar algo grande para que Ana Torroja recuperara las fuerzas, dejara de ser algo Frágil –como se llamó su tercer disco–, o bien se quedara embebida en la contemplación de las nostalgias como le pasó un poco en Pasajes de un sueño (su segundo álbum).

El 10 de octubre del 2008 tuvo lugar aquel hecho que le amarró los pies en la tierra y la hizo elevar los ojos al cielo. En el kilómetro 44,500 de la carretera N-340 al límite con Vejer de la Frontera, en la provincia de Cádiz, el auto en el que viajaba la voz de Me cuesta tanto olvidarte sufrió un accidente grave. Seis personas heridas y un fallecido en el sitio fueron los resultados.

Dos años después, la vida le sonríe a Ana Torroja y ella hace lo mismo con este nuevo álbum lanzado el 14 de setiembre y que la hizo debutar en el puesto número dos de las listas de los discos más vendidos España, según certificó Media Control GFK International.

En varias de las diez canciones del álbum se asoma este renacer. Sonrisa, el sencillo, habla de que nada ni nadie puede ahora derrumbarla así tiemble, porque tiene “mil capas de amor y todo el tiempo que perdí sin ver el sol”.

Ana, así como ella, canta claramente: “tu vida es un regalo que se abre por tu piel” y Soy, es una consigna de que existe un todo: “soy parte de ti, parte del mar, parte del manantial. Parte del bien, parte del mal, parte de todo lo que hay (...) me gusta tanto, tanto, lo que soy.”

Ana Torroja explica su actual Sonrisa en entrevista con Viva.

¿Por qué paso tanto tiempo para hacer un álbum de estudio? Siete años desde Frágil.

Me entrego mucho a lo que hago y una vez que termino un trabajo es como si acabara, no exhausta, pero sí como vacía. Como si hubiera dado tanto que necesito tiempo para recomponer las piezas y espacio para vivir experiencias y cosas que poder contar. No me gusta repetirme, entonces también trato de encontrar cosas nuevas.

“También tengo mi vida privada a la que cada vez dedico más tiempo, porque es mi prioridad también (ríe). No me gusta dedicarme con prisa, ni a mi vida privada, ni a mi trabajo, entonces, por eso me tomó tanto tiempo.”

Hablando de que no le gusta repetirse. ¿Qué tanto tuvo que ver eso en la sonoridad de este álbum que dista tanto de Pasajes de un sueño, Puntos cardinales y Frágil?

Cuando hago un disco, todo tiene que ver con el momento que estoy viviendo, con mi estado anímico, con las cosas que quiero contar y está claro que este álbum viene después de haber vuelto a nacer.

“Se siente una eufórica, feliz y con ganas de gritarlo a los cuatro vientos. Se trata de contarle a la gente que ha pasado por una experiencia traumática, o que esté pasando por un mal momento, que de todas se sale menos de la muerte.”

¿Ejercicio de fortaleza?

Sí claro, porque de esas experiencias traumáticas o difíciles se sale más reforzado. Y quiero decirle a la gente que hay que tener una actitud positiva de las cosas.

¿Por esa razón bautizaron el álbum como Sonrisa?

Sí, porque resume como me siento. Estoy feliz por dentro y por fuera, estoy a gusto. Estoy agradecida con Dios, con el destino, con aquello en lo que crea cada uno, por haberme dado otra oportunidad. La oportunidad de seguir viviendo y de seguir disfrutando de este regalo que es la vida y todo lo que hay en ella.

¿Qué tanto de Ana Torroja hay en la canción Sonrisa? ¿Enciende velas en la madrugada, deshoja rosas sobre la almohada y, realmente, mira el techo y vuela? O, ¿se trata solo de una bonita historia de alguien más que le quedó bien canta?

Esa canción no la escribí yo, pero la persona que la escribió había vivido algo similar. Esta canción es un poco como despertar de un sueño, salir de un momento de letargo; es como ver por una ventana un paisaje hermoso después de haber pasado por un momento difícil.

Ahora ya entiendo por qué este álbum se me hacía tan reflexivo. En todas las canciones hay reflexión.

Pues sí, reflexiono mucho en este disco. Aunque hay canciones también de amor y de desamor. Reflexiono sobre las cosas que me importan en este momento y tener una segunda oportunidad en la vida es algo importante para mi.

Hay una canción con su nombre: Ana. ¿Hay relación entre ustedes?

Cuando pasas por algo como esto (el accidente) es como volver a nacer y esta canción es eso. Dedico esta canción a eso, al renacer.

Vuelve a encontrarse en este álbum con colaboradores frecuentes como Miguel Bosé (Te tengo y De mi lado) y Aleks Syntek. ¿Siguen entonces las buenas conexiones?

Sí, Miguel y yo tenemos una relación de amistad profunda, tenemos momentos paralelos aunque no siempre estamos juntos. Y pensaba en este disco y pensaba que lo quería hacer con gente amiga y ese es también el caso de Aleks Syntek y de Andrés Levin, quien produjo el disco. Es toda gente que me quiere; gente que me hacen sentir bien. Son esas personas que están ahí contigo cuando los necesitas. Y eso, eso es muy importante para mí.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.