Jorge Arturo Mora. 27 febrero
La Orquesta Sinfónica Nacional y el Coro Sinfónico Nacional presentaron 'La condenación de Fausto' el año pasado. Fotografía: Lilliam Arce.
La Orquesta Sinfónica Nacional y el Coro Sinfónico Nacional presentaron 'La condenación de Fausto' el año pasado. Fotografía: Lilliam Arce.

Siempre hay primeras veces. Aunque el alcance de la Sinfónica Nacional ha sido poderoso durante su existencia, es bueno repensar el comienzo de la temporada oficial del ensamble como una puerta musical para quienes, quizá, no se han dejado seducir por la música clásica.

El Teatro Nacional y un buen repertorio es la mejor forma para abandonar cualquier resistencia y celebrar la cultura. Este fin de semana, habrá doble concierto de la Sinfónica Nacional y compartimos tres de las razones por las que conviene visitar el teatro y vivir esta música.

Es el primer concierto de la temporada oficial

De la misma manera en que muchos esperan el inicio de año para empezar una nueva dieta, vivir la música sinfónica puede sentirse aún más si se comienza al mismo tiempo que la actividad del ensamble. Visitar el concierto en esta época puede resultar especial para conocer la dinámica del recital y esta especial experiencia, una en la que no se necesita estar de pie durante dos horas como en un concierto al aire libre.

También es un buen año para saborear estas vivencias, pues la Sinfónica Nacional celebra 80 años de existencia. El director titular Carl St. Clair ha dicho en entrevistas previas que toda la temporada tendrá una carga emotiva especial y, justamente, este primer recital será dirigido por él.

Carl St. Clair , titular de la Sinfónica Nacional, dirigirá los conciertos de este fin de semana. Foto: Jorge Navarro
Carl St. Clair , titular de la Sinfónica Nacional, dirigirá los conciertos de este fin de semana. Foto: Jorge Navarro
Vivir un clásico de la literatura desde la música

Nadie se escapa al alcance de Don Quijote. El título de Miguel de Cervantes ha llegado al teatro, la danza y por supuesto que a la música.

Don Quixote, de Richard Strauss, es uno de los temas que se presentará en el doble concierto de este fin de semana. Se trata de un poema sinfónico para violonchelo, viola y orquesta dedicado a Josefine Wolkaste, princesa de Baviera, que se dedicó a divulgar la obra de Cervantes en esa ciudad.

Un consejo para disfrutar más la obra y divertirse en el trayecto: los solos de violonchelo representan los diálogos y acciones de Don Quijote, los solos de viola, tuba y clarinete suenan a los pasajes cómicos que ofrece Sancho Panza en la novela, y la aparición del violín representa a Dulcinea.

Es una oportunidad para escuchar tres períodos musicales diferentes

Comenzando con Richard Strauss, cuyo trabajo abarcó desde el romanticismo tardío hasta la primera mitad del siglo XX. Don Quixote es una gran manera de introducirse en su universo sonoro, pues es una obra de gran dificultad para los instrumentistas. La belleza musical y la exigencia interpretativa se combinan en este título.

El repertorio también contempla Concierto para dos clavecines en do menor, BWV 1060, hermosa obra de Johann Sebastian Bach, compositor barroco cardinal en la historia de la música. El crítico Francesco Milella expresa de gran manera los sentimientos que provoca esta obra: “Bach da vida a un momento musical de extraordinaria fluidez: solistas y orquesta, estribillo y “estrofas” dialogan entre ellos con una intensidad y una energía que atrapa y seduce. El estribillo cambia constantemente su forma, color, tono y ritmo, imponiéndose en la escena como un personaje sólido y fuerte, capaz de dialogar con el sensacional juego de los solistas, un juego tan fascinante e intricado que más vale perderse en él que tratar de analizarlo”.

El otro título del recital es Concierto para trompeta y orquesta, del austriaco Joseph Haydn, a quien muchos denominan el padre de la sinfonía y es uno de los mayores representantes del período clásico. Es bueno aprovechar la oportunidad entendiendo que Haydn solo compuso una obra para trompeta. Esta obra fue para su amigo Anton Weidinger, una auténtica eminencia del instrumento, por lo que la partitura representa una verdadera exigencia para el solista.

Detalles para la compra de tiquetes

Las entradas para este concierto se encuentran a la venta en el sitio web teatronacional.go.cr, con precios entre los ₡7.000 y ₡30.000, según la localidad seleccionada. Los tiquetes también se pueden obtener en la boletería física del Teatro Nacional.

Los estudiantes y ciudadanos de oro pueden solicitar un descuento del 40% al presentar su carné en la boletería del teatro.