Jessica Rojas Ch..   16 septiembre
Ric Ocasek es considerado uno de los mejores compositores de rock de las décadas de los 60, 70 y 80. El artista siempre afirmó que admiraba a Bob Dylan, Velvet Underground y The Carpenters. Foto: AFP.

Líder indiscutible y mente creadora de The Cars, el guitarrista Ric Ocasek dejó en su obra la visión del interior de su cabeza, una mirada “al lado izquierdo del cerebro de la música”, como él se refería a los sonidos que con su banda alcanzó y como lo hizo con el éxito ochentero Drive.

La noche del 15 de setiembre el guitarrista fue hallado muerto por su exesposa, la exmodelo Paulina Porizkova (a quien conoció justamente en la grabación del audiovisual de la famosa canción), en su casa en Nueva York. Hasta el momento se desconocen las causas de la muerte del hombre que ingresó en el Salón de la Fama del Rock and Roll el año pasado junto a su banda y donde compartió el homenaje junto a otras grandes estrellas como Nina Simone, Bon Jovi, Rosetta Tharpe y Moody Blues.

Ver más!

En su cosecha musical, Ocasek logró el éxito de la mano del bajista Benjamin Orr (quien fuera la voz de Drive) luego de que se conocieran en la adolescencia mientras Ric buscaba músicos para construir una banda con la cual tocar las canciones que comenzó a escribir en la juventud. Formaron un dúo y luego un trío de música folk, según reseña la revista Rolling Stone; luego de esa búsqueda de compañía para su banda se le unieron Elliot Easton, David Robinson y Greg Hawkes, los demás componentes de The Cars, en 1976.

Para 1978 llegó el debut de The Cars con su disco homónimo. “Ocasek se estableció como un líder estoico con sentido del humor y melodrama”, explicó Rolling Stone. Dicho disco recibió alabanzas de los críticos especializados y números muy positivos en su lanzamiento, por ejemplo, la famosa lista de Billboard 200 lo ubicó en el número 18 del recuento en marzo de 1979, además la producción fue ranqueada en el cuarto puesto de los mejores álbumes de ese año.

“Las canciones pop son maravillosas. Fácil y excéntrico al mismo tiempo, todos son éxitos potenciales”, así lo describió el crítico Kit Rachlis en su reseña publicada en Rolling Stone, revista que ubicó en el puesto 284 al disco The Cars en su lista Los 500 mejores álbumes de todos los tiempos, que se hizo pública en mayo del 2012.

Con piezas como My Best Friend’s Girl o Good Times Roll, Ocasek impulsó la combinación del new wave con el rock. “La new wave, el movimiento musical juvenil de los años 70 que devolvió al pop su espíritu juguetón e independiente, siempre tuvo en The Cars a una de sus bandas más queridas. Símbolo de una época de efusividad artística, este singular grupo de Boston debe muy buena parte de su creatividad a Ric Ocasek, principal letrista, cantante y líder de una formación que nunca renunció a la radiofórmula”, explicó el diario español El País sobre el legado de Ocasek para la música.

Y es que la vena creativa del guitarrista ha sido alabada desde siempre. Es considerado uno de los mejores compositores estadounidenses de todos los tiempos. Rolling Stone afirmó que el artista compuso también baladas sobre la angustia adolescente con una mezcla distintiva de compasión y humor. “Mi gusto siempre fue ir por esa mezcla, incluso en los años 60. Obviamente era un gran admirador de Bob Dylan, pero mi otra banda favorita era Velvet Underground. Siempre elegí el lado izquierdo del cerebro musical. Me encantaron Velvet Underground y The Carpenters”, le había dicho el músico a dicha publicación.

Ocasek agregó en esa entrevista que la mitad de su vida la había pasado en los sótanos de sus casas, ahí tratando de descubrir sonidos, de adivinar canciones y de elegir lo mejor para su obra fue cómo comenzó su vida artística; en esos espacios oscuros y tal vez húmedos fue donde se alimentó una de las mentes creativas más fuertes de la época. Nació en una familia católica en la localidad de Baltimore, en el estado de Maryland el 23 de marzo de 1944. Fue su abuela quien le regaló su primera guitarra y entre ires y venires con la rebeldía de la adolescencia fue cómo construyó sus ideales artísticos inspirado en la poesía y también en la música de sus ídolos.

The Cars comenzó su carrera artística en 1976 con la alineación conformada por Ric Ocasek, Benjamin Orr, Elliot Easton, David Robinson y Greg Hawkes. En 1978 publicaron su disco debut titulado 'The Cars'.

"Todo es totalmente sincero, pero hay mucho sarcasmo y algo de comedia en las letras”, explicó Ocasek sobre su obra a la revista Vanity Fair. “Siempre he sido fanático de la poesía, crecí con Lawrence Felinghetti y los poetas Beat. Realmente seguí esas cosas por un tiempo, me encanta la forma en que la gente lanza palabras como si estuvieran pintando”, agregó.

Talento

Con The Cars publicó siete discos de estudio: The Cars (1978), Candy-O (1979), Panorama (1980), Shake It Up (1981), Heartbeat City (1984), Door to Door (1987) y Move Like This (2011).

Para su segunda producción, el new wave ya era algo mucho más comercial y, por lo tanto, tenía muchas oportunidades de seguir consolidando la música de The Cars. Con el segundo álbum y los sencillos Let’s Go e It’s All I Can Do, además de Touch and Go del Panorama, el éxito fue cayendo un poco hasta ver de nuevo la luz con Shake It Up, según afirma Rolling Stone.

Fue con Door to Door cuando la banda sintió el proceso de descenso, además ya había molestias a lo interno de la agrupación. “La vida cambia, la actitud de la banda cambia. Se convirtió en una gran cosa oscura. Lo noté en la gira de Door to Door. Fue la primera gira que hicimos que no fue divertida”, habría dicho el artista en entrevista con Rolling Stone.

Ric Ocasek y su hoy exesposa, Paulina Porizkova, estuvieron casados durante 27 años. Ellos se conocieron durante la grabación del video 'Drive', ella tenía 18 y él 40. Foto: AFP.

El anuncio de la disolución del grupo llegó en 1988. Los músicos tomaron sus carreras en solitario y Ocasek siguió con su labor como productor, que había comenzado en 1980 con el disco Suicide: Alan Vega and Martin Rev, del dúo estadounidense de música electrónica Suicide.

A este trabajo se le sumó una amplia lista de producciones para artistas como Bad Religion, Bad Brains, Jonathan Richman, Nada Surf, Guided by Voices, No Doubt, Le Tigre, Brazilian Girls y Weezer agrupación con la cual alcanzaría sus más grandes éxitos.

En el camino y mientras The Cars estuvo separada también lanzó varias producciones como solista: Beatitude (1982), This Side of Paradise (1986), Fireball Zone (1991), Quick Change World (1993), Negative Theater (1993), Troublizing (1997) y Nexterday (2005).

Para Ocasek y sus compañeros de grupo no existía en su mente la idea de un reencuentro como banda. Todos habían tomado sus propios caminos y The Cars no estaba en ellos. Sin embargo, a finales de la década de 1990 circularon varios discos recopilatorios con los éxitos de la agrupación que fueron distribuidos por la disquera Rhino Records.

Ver más!

En el año 2000, Orr fue diagnosticado con cáncer de páncreas y murió más adelante ese año.

Una década más tarde, los músicos dejaron de lado las diferencias y retomaron la banda para grabar lo que sería defintivamente su último disco: Move Like This, que fue ubicado en la lista de Billboard en la posición número 4.

“Esto no es exactamente lo que los fanáticos de la reunión de The Cars han anhelado durante mucho tiempo debido a la muerte de Benjamin Orr en 2000. Pero con el líder Ric Ocasek y el baterista David Robinson atados nuevamente, es mucho más auténtico y satisfactorio que el experimiento New Cars de 2005. Esta música escrita por Ocasek, 24 años después, continúa donde el grupo se detuvo a finales de los 80, es un testimonio de lo atemporales y vanguardistas que eran The Cars en su apogeo”, reseñó la revista sobre el lanzamiento del disco.

Personal

Como una estrella de rock, la vida personal de Ocasek también estuvo llena de adrenalina sobre la tarima y fuera de ella.

Con The Cars publicó siete discos de estudio: 'The Cars' (1978), 'Candy-O' (1979), 'Panorama '(1980), 'Shake It Up' (1981), 'Heartbeat City' (1984), 'Door to Door' (1987) y 'Move Like This' (2011).

Se casó tres veces y tuvo seis hijos. Su tercera esposa fue la modelo y actriz de origen checo Paulina Porizkova. Se conocieron en 1984 cuando ella tenía 18 años y él 40, durante la grabación del video de la canción Drive, de su disco Heartbeat City.

Se enamoró de ella mientras todavía estaba casado con su segunda esposa. El romance creció y cinco años después se casaron en la isla de San Bartolomé, en Francia.

“No necesitaban pasar por el altar, los fotógrafos de aquel Nueva York ya les habían casado oficialmente. Compartían flashes, fiestas y clubes con otras parejas icónicas de aquellos años como Mick Jagger y Jerry Hall, o David Bowie e Iman”, relató la revista Vanity Fair en un repaso por la relación de Ocasek y Paulina.

Se divorciaron hace dos años, luego de 27 años de matrimonio; sin embargo, Paulina afirmó que sentía un gran cariño por su exesposo cuando lo acompañó a la gala del ingreso en el Salón de la Fama del Rock and Roll. “El amor que sentimos el uno por el otro es tan grande y profundo que prácticamente es tangible, y ese tipo de amor no puede desaparecer”, escribió en una publicación en Instagram.

Al final de su vida, a Ocasek fue Paulina, su amor, quien lo encontró muerto en casa.

Con The Cars, Ric Ocasek alcanzó el éxito musical. Pero después de separarse se dedicó a la producción de discos para otras bandas y también a lanzar sus propios álbumes.