Jessica Rojas Ch.. 26 abril
Acoustic Sesion Lico San Pablo

Acoustic Sesion Lico San Pablo

Posted by Lico San Pablo on Saturday, April 25, 2020

Los músicos costarricenses han adoptado los conciertos virtuales para paliar un poco la crisis económica a la que se han visto expuestos con la emergencia mundial por causa del nuevo coronavirus. Las artes fueron de las primeras actividades que se suspendieron en nuestro país debido a las medidas tomadas por las autoridades para evitar el contagio del covid-19 con la norma de que no se pueden realizar espectáculos masivos en Costa Rica.

Este sábado 25 de abril varios artistas costarricenses se unieron para realizar un espectáculo virtual. El lugar de la transmisión fue en la Lico San Pablo, en Heredia, los invitados eran Fer Barrientos, Mechas, Suite Doble y Humberto Vargas; sin embargo, cuando llevaban poco menos de dos horas y media de actividad, la Policía Municipal de Heredia llegó al recinto y le pidió a los artistas detener el concierto.

En el momento del hecho eran Marta Fonseca y Bernal Villegas quienes estaban interpretando sus canciones, pero tuvieron que parar a petición de los oficiales. Humberto Vargas, ganador de la Gaviota de Plata en Viña del Mar 2006, fue quien organizó el espectáculo junto con los dueños de la licorera.

Según contó Vargas a Viva, llegaron varios oficiales de la Policía Municipal a detener el evento. “Era una presentación a puerta cerrada, el negocio estaba cerrado, solo vendía express. Cuando llegaron a detener el concierto yo hablé con varios oficiales, todos decían cosas diferentes, no tenían un criterio”, explicó el cantautor.

Los oficiales de la Policía Municipal de Heredia acordonaron la calle frente a la licorera donde se realizaba el concierto virtual. Foto: Cortesía Humberto Vargas.
Los oficiales de la Policía Municipal de Heredia acordonaron la calle frente a la licorera donde se realizaba el concierto virtual. Foto: Cortesía Humberto Vargas.

De acuerdo con el artista entre las razones que le dieron los oficiales para detener el concierto estaban que la licorera estaba infringiendo una restricción nacional para vender licor, otra explicación fue que quienes estaban en el local estaban hacinados y además de que no tenían los permisos municipales para realizar el espectáculo virtual.

Empero, el pasado 11 de abril el doctor Daniel Salas, Ministro de Salud, confirmó en la conferencia de prensa diaria que las transmisiones virtuales están autorizadas. “Quiero referirme al asunto de la transmisión sea por televisión o virtual sea de misas, de cultos o incluso de actividades con artistas nacionales; están autorizadas siempre y cuando se hagan a puerta cerrada y con la mínima cantidad de personas necesarias para cubrir asuntos propios de producción o logística”, dijo el funcionario.

“Es importante que las personas en sus casas tengan oportunidad de acceder a servicios religiosos aunque sea de forma virtual y también en este caso artistas nacionales que quieran colaborar en estos ratos en donde tenemos que tratar de buscar asuntos que nos puedan entretener en nuestras casas. Se permite siempre y cuando sea a puerta cerrada, sin público de forma presencial y guardando todas las medidas rígidas de higiene que deben de seguirse en cualquier lugar de trabajo”, agregó Salas.

Cuando el concierto en la licorera fue suspendido, todavía faltaba que Mechas actuara. Humberto Vargas afirmó que al establecimiento llegaron varios oficiales de la Policía Municipal y que se quedaron hasta que todos salieron del lugar al que posteriormente procedieron a clausurar.

“No pude contar cuántos oficiales había, pero eran varias patrullas y hasta cerraron las calles del frente. Me pareció una medida exagerada, me duele tanto porque quienes estábamos dentro del local éramos artistas y amigos, las personas menos violentas o problemáticas de la vida”, recordó Vargas en medio de lágrimas.

Según el músico, dentro de la licorera solo estaban nueve personas (los dos dueños del local, artistas y un ingeniero de sonido) y el espacio se dispuso para guardar al máximo las medidas sanitarias para evitar el contagio.

“En mi caso particular tengo más de dos meses de no tener trabajo, mis únicos ingresos en estos momentos son este tipo de conciertos. La licorera nos va a pagar a todos los artistas, pero hay cuatro familias que se están quedando sin comida porque cerraron el negocio. Esto que hicimos no fue nada a escondidas, estuvo anunciado en redes sociales desde hace días", agregó el intérprete.

Vargas hace un llamado de atención ante esta situación, le pide a las autoridades que sean mucho más claras con el tema de las transmisiones virtuales ya que teme que muchos otros empresarios no las apoyen por miedo a tener problemas legales.

Se intentó hablar con las autoridades de la Municipalidad de Heredia y con la Policía Municipal del lugar pero fue imposible contactar con algún representante.

Nota de la redactora: Se aclara que la actividad se llevó a cabo en la sucursal de la Lico San Pablo, en Heredia y no en San Pablo como se había consignado.