Víctor Fernández G.. 9 junio
Ilustración: Francela Zamora
Ilustración: Francela Zamora

A muchos de los adolescentes noventeros que escucharon con devoción a Nirvana en su inmortal MTV Unplugged in New York les tomó buen rato caer en cuenta de que casi la mitad de las canciones que Kurt Cobain y los suyos tocaron en ese inmortal recital acústico eran covers. Y, a lo mejor, gracias a eso fue que algunos de esos jóvenes escuchas descubrieron a David Bowie y los Meat Puppets.

Los covers son parte inherente de la música: tomar la creación artística de otros y reinterpretarla es la base sobre la cual la mayoría de los músicos han empezado a construir sus carreras, y ahí están Elvis Presley, los Beatles y Led Zeppelin para probarlo.

En esta ocasión, pondremos atención a esos casos en los que, por distintas causas, el cover termina siendo más conocido y exitoso que la versión original. El ejemplo clásico por excelencia de este fenómeno es Nothing Compares 2 U, por siempre asociada a la irlandesa Sinéad O’Connor a pesar de los esfuerzos de Prince por reclamar la paternidad sobre una canción que él escribió y grabó años antes, sin mayor suceso.

Algunos éxitos que solo los melómanos más estudiosos identifican correctamente como covers podrían ser The Tide is High, de Blondie; Red Red Wine, de UB40; Fade Into You, de Mazzy Star, o Dazed and Confused, de Led Zeppelin.

¿Sabía que Ray of Light, de Madonna, es un cover? ¿O que los mayores éxitos de Janis Joplin son covers?

¿Quiere oír las verdaderas versiones originales? Acá se lo facilitamos.

Algunas salvedades: este playlist versa solo de música en inglés, pues la de español merece un listado aparte. Además, dejamos por fuera covers de los cuales es bien sabido su origen prestado, centrándonos más en esos casos donde la raíz podrá ser desconocida para el escucha más casual. Aún así, hay más de 16 horas de música.

Buen provecho y recuerde seguir a Viva en Spotify para más playlist temáticos todas las semanas.