Por: Jessica Rojas Ch..   9 septiembre
Paty Cantú y Alejandro Sanz muestran su lado sensual en 'Cuenta pendiente'. Foto: Captura de video.

La mexicana Paty Cantú ha sorprendido a la escena pop desde que arribó a la música hace ya varios años, pero este 2018 ha sido muy especial para la artista gracias a la publicación de su disco y DVD #333 y también por haber cumplido un sueño muy grande: grabar una canción con el español Alejandro Sanz.

Desde que comenzó a liberar los sencillos de dicho álbum, la originaria de Guadalajara ha mostrado su versatilidad para la composición y los duetos. Empero, todavía quedaba por saldar una cuenta muy importante y era revelar el último sencillo con Sanz, uno de los artistas que la inspiraron para convertirse en cantante y compositora.

Cuenta pendiente es el título de esta canción que viene acompañada con un sensual video en el cual Paty y Alejandro interpretan a dos amantes que buscan encontrarse para cumplir sus deseos.

Sobre la grabación, Cantú habló con Viva vía telefónica. A continuación un extracto de la entrevista:

–Hace varios meses había comentado que tenía una gran sorpresa, que cumplió un sueño y por fin lo reveló...

–Me siento muy contenta y agradecida con la vida y el público por el recibimiento que le han dado a esta canción. A Alejandro por haber querido ser parte de la creación del tema porque trabajar con él era un sueño que yo tenía de toda la vida. Con él se me fueron cumpliendo mis anhelos uno a uno, primero porque lo conocí y encontré a un ser humano maravilloso en una realidad que superó a la ficción; además de que me apadrinó en diferentes lugares desde que me permitió acompañarlo con su gira Sirope, por España, o en Viña del Mar. Ahora que por fin nos tocó compartir más arte, rebotar ideas y crear esta historia, no tengo cómo agradecerle.

–¿Cuán importante es esta colaboración para su carrera?

–La verdad es muy reconfortante poder voltear y decirle al mundo entero –no por mí, sino por cualquier soñador que ande ahí afuera– que los sueños se cumplen. Como artista tener la posibilidad de aprender de él durante todo este tiempo, de crecer a su lado y de animarme a ser más valiente como él, que es un visionario, es de suma importancia. Estar a un nivel de creatividad como iguales, trabajar en el estudio, reír de ciertas frases y jugar con eso en el video, nutrió mucho más mi trabajo.

–La canción es muy sensual, pero hecha con muy buen gusto...

–Es una propuesta donde le hablamos al amor idealizado, al deseo idealizado. Cantamos sobre el proceso de coqueteo con una persona que no está cerca o está prohibida, pero tomas la decisión de decir basta de idealizar los besos y vamos a hacer esto realidad; lo hacemos con poesía y aunque hablamos de sexo, lo hacemos de una forma sutil para dejar mucho a la imaginación. Creemos que el empoderamiento no es sinónimo de hablar de sexo de cualquier forma, sino tomar, desde un lugar de conocimiento, el control de tus emociones, de tu cuerpo.

–¿Qué resumen hace del producto completo, del video y de la canción como complementos?

–Se conjugan porque el empoderamiento, que es un tema que hoy se toca mucho, no debería de ser sinónimo de que una de las partes somete a la otra, así es el lenguaje del video y las escenas. Además, el sonido de la canción aunque tiene un pop electrónico también tiene algo de calle, de urbano, pero no es reguetón ni trap; tratamos de ponerle algo más con nuestra propia propuesta.

Ver más!