Robert E. Lee.   28 febrero

Corría el 2008 y todo el mundo estaba enloquecido con una nueva cantante galesa que revolucionaba la música con su estilo, música y una particular voz: simplemente llamada Duffy, la artista había logrado el reconocimiento mundial con su tema Mercy y había logrado vender 9 millones de discos.

Con solo 24 años, una presencia escénica increíble, el Grammy a mejor álbum pop vocal del 2009 bajo el brazo y varios premios Brit, todos esperaban ver el surgimiento de una gran estrella hasta que, simplemente, su voz se desvaneció. Despareció del ojo público, no se volvió a escuchar más y su música quedó en el pasado.

Ver más!

Hoy, más de una década después de su gran debut, Duffy dio a conocer los terribles motivos que la llevar a desaparecer sin decir palabra: “La verdad es, y créanme que estoy bien y a salvo ahora, que fui violada, drogada y mantenida cautiva durante algunos días”. Su anuncio dejó atónito al mundo.

Según AP, la cantante, que hoy tiene 35 años, dijo en una reveladora publicación en Instagram el martes, que ha necesitado tiempo para reponerse y pidió apoyo a sus fans. Aseguró que compartirá más detalles en una entrevista que será publicada pronto. “Se preguntan: ¿por qué no elegí usar mi voz para expresar mi dolor? No quería mostrarle al mundo la tristeza en mis ojos. Me pregunté: ‘¿cómo puedo cantar desde el corazón si está roto?’ Y poco a poco se volvió a unir”, escribió.

“Por supuesto que sobreviví. La recuperación tomó su tiempo. No hay una forma suave de decirlo. Pero puedo afirmar que en la última década fueron miles y miles los días en que me comprometí a querer sentir la luz del sol en mi corazón nuevamente. Ahora el sol brilla”, fue parte de lo que escribió la estrella y que dieron seguimiento medios como El País de España y la BBC.

“Si tienen preguntas me gustaría responderlas, en la entrevista hablada, si puedo. Tengo un amor sagrado y una apreciación sincera por su bondad a lo largo de los años, ustedes han sido mis amigos, quiero agradecerles por eso”, escribió según AP.

Su álbum debut se llamó Rockferry, por el que ganó el Grammy, y su primer sencillo Mercy -que aún es una canción muy escuchada- logró escalar los primeros lugares popularidad en todo el mundo. Luego vino su disco del 2010: Endlessly, que pasó desapercibido porque ella despareció y el disco nunca se promocionó.

La cantante no dio más detalles y pidió respeto en su Instagram. Aunque sí aseguró que pronto revelará más detalles sobre lo ocurrido. Otra de las interrogantes es si esta revelación significaría su regreso a la música.

Ver más!