Jorge Arturo Mora. 29 enero, 2020
Silvio Rodríguez nació en noviembre de 1946 en Cuba. Es uno de los más importantes nombres de la trova. Foto: Archivo.
Silvio Rodríguez nació en noviembre de 1946 en Cuba. Es uno de los más importantes nombres de la trova. Foto: Archivo.

Uno de los maestros de la trova está en el corazón de la polémica, con la particularidad de que muchos están en su contra.

Este miércoles, buena parte del mundo de la música se ha opuesto a la acusación que ha realizado Silvio Rodríguez contra el grupo Orishas, a quienes acusa de plagio por el tema Ojalá pase, lanzado el pasado 20 de enero.

La banda ha dado su respuesta y buena parte de la audiencia se ha volcado a su lado, pues la agrupación ha dado a conocer las razones por las cuales consideran que no se ha plagiado ni vulnerado los derechos de autor de Rodríguez, quien reclama que un fragmento de la canción es idéntica a su popular tema Ojalá.

“Las acusaciones de plagio y vulneración sobre los derechos de autor vertidas sobre el grupo Orishas en relación a su nuevo tema Ojalá pase son absolutamente falsas. Siempre se acreditó de manera gráfica y explícita la procedencia de la misma”, expresó el grupo en Facebook a través de un comunicado de prensa firmado por los abogados de la banda.

“El plagio es usar el trabajo, las ideas, o las palabras de otra persona como si fueran propias, sin acreditar de manera explícita de donde proviene la información”, escribieron en la nota publicada, señalando que siempre se le ha reconocido la autoría del coro a Rodríguez.

También la canción ha traído polémica pues es una crítica al régimen cubano, lo que ha hecho que algunos estudiosos de la música afirmen que la actitud de Rodríguez deriva de su posición política.

"En el género del hip-hop es habitual introducir partes de obras anteriores en obras nuevas”, afirma la banda.

De paso, el grupo aprovechó para señalar que hubo un contacto con los abogados y representantes del trovador, pero no tuvieron respuesta. Por tanto, Orishas subió el tema de manera gratuita a todas las plataformas para evitar reclamos por recaudación.

Previamente, Rodríguez dijo que la apropiación de su coro fue “un lamentable acto de parasitismo” que no autorizó.

Medios cubanos reportan que la abogada Darsi Fernández respondió a una revista digital sobre la legalidad o no del uso de ese fragmento de la canción.

La respuesta de Fernández fue la siguiente: “Bajo la ley cubana y de muchas de las legislaciones de tradición latina, salvo que Silvio o su editor musical hubieran autorizado expresamente este uso, sería ilícito”.

Se espera la próxima respuesta por parte del trovador. Todo hace pensar que demandaría de inmediato, pero dicho proceso legal se realizaría en un tribunal de Estados Unidos, ya que ahí fue donde se produjo y grabó la canción.