Música

Filme ‘Apego’ habla de amores y decepciones con música nacional de 424 y Passiflora

Directora Patricia Velásquez escogió música nacional y clásicos chilenos para su nueva película, que llegó esta semana a las salas de cine costarricenses

El filme tico Apego tiene como protagonista a Ana, mujer de unos 35 años que se acaba de divorciar y debe sortear varios dramas familiares a como puede. ¿Cómo afronta sus problemas esta tica hija de chilenos? Con música de los dos países, por supuesto.

El largometraje que se estrenó este jueves 23 de mayo en salas nacionales tiene una banda sonora con música de bandas nacionales como 424, Passiflora y Bengalas y canciones clásicas chilenas de Los Jaivas y Buddy Richard.

“La música siempre debería responder a la película, a la trama y al tema; por eso, escogí muchas de estas canciones. La música lo define a uno, marca los recuerdos y las épocas, y por eso quería que estuviera muy identificado el mundo chileno y el mundo tico de los personajes", contó Patricia Velásquez, directora y guionista de Apego.

Velásquez, quien al igual que el personaje principal creció en Costa Rica pero tiene un vínculo familiar con Chile, fue la encargada de escoger la música que suena en los momentos de decepción y triunfo del largometraje.

Montaña de Passiflora y No tenernos de 424 son las que salen más tiempo en pantalla y eran importantes porque reflejan lo que Ana está viviendo, recién divorciada y con estos sentimientos encontrados, en los que aún querés a una persona. Esas dos canciones tenían algo de eso, sin ser letras tan explícitas”, explicó la directora.

Por el lado chileno aparecen Mira niñita de Los Jaivas y Tu cariño se me va de Buddy Richard, además de composiciones originales de Óscar Herrera, pareja de Velásquez.

La producción negoció los derechos de Tu cariño se me va con una disquera, pero no lograban contactar a Los Jaivas para tener en el filme su canción. Hacia el final del proceso de edición, obtuvieron una respuesta: el legendario grupo chileno les cedió el tema sin cobrarles por su uso en el largometraje.

“Me alegró mucho; es una canción que me recuerda a la infancia. Usamos una versión del grupo Los Reverbs (Costa Rica), y se parece mucho a la versión de Los Tres, que siempre me había gustado por ser más rocanrol”, comentó la directora.

Acompañamiento

De la música incidental se encargó Óscar Herrera, líder de Los Reverbs y colaborador de los otros filmes de Patricia Velásquez: Dos aguas y La sombra del naranjo.

“Empezamos por la escena en la que Julia está nadando. Había compuesto algo muy orquestado y a Patricia no le gustó, entonces me hizo replantearme el camino de esa música. Investigando sobre las sonoridades de la música de Chile, encontré muchas arpas y charangos, sonoridades más agudas y partí de eso", contó Herrera.

Herrera cuenta que fue con un ukelele que compuso la mayoría de las canciones para la película. Estas composiciones se pueden escuchar en la sala de cine en momentos de tensión dramática y también en el sitio de bandcamp de Herrera.

La música se grabó casi toda en simultáneo, con músicos como Elena Zúñiga en el violonchelo, Chiqui Ortiz en bajo, Gabriel Gutiérrez en guitarra, Checko D’Avila en el clarinete y Marco Ortiz en el contrabajo, bajo la dirección de Jonathan Albuja

Carlos Soto Campos

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Latina y estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Masas. Escribe sobre música y temas culturales.