Jessica Rojas Ch..   20 octubre
Teclados, bajo y guitarra, así es como está conformada musicalmente la agrupación Vía Libre. Desde hace más de 10 años los hijos de Fernando Castro se sumaron a la banda para convertirla en un trabajo familiar. Foto: Cortesía Fernando Castro.

La voz de Fernando Castro encantó a Costa Rica a principios de los años 70, cuando con su grupo Vía Libre revolucionó la escena de la música nacional con sus baladas románticas y un toque de galán que aún hoy mantiene intacto.

Han pasado más de 45 años desde que aquel jovencillo y unos amigos se tiraron a pista para conquistar corazones con su rock pop romántico. La historia comenzó en festivales colegiales, su música iba dirigida para ese público, pero conforme fue llegando la madurez el grupo enamoró a fanáticos de todas las edades con temas tan románticos como Recuérdame, No he dejado de amarte, Tu barca y la incomparable Flores de papel.

Para esos años de los inicios de Vía Libre eran Bernal Valverde, Roberto Yglesias, Adolfo Sáenz, Édgar Castro y Fernando los que dieron vida a la querida agrupación. Llegaron más festivales de colegio, luego los bailes en los salones, los éxitos en la radio y muchos conciertos. Fue una época de oro para el grupo.

El paso de los años y los cambios llevaron a que en 1984 Fernando decidiera ponerle un alto a su grupo, pero no quería por ningún motivo que muriera. Ese parón duró hasta 1998 cuando los hijos de Castro decidieron junto a su papá darle un nuevo aire a la banda, así fue como Vía Libre se transformó en un grupo familiar que desde entonces no ha dejado de tocar.

Hoy, en medio de la pandemia que ha paralizado las fuentes de trabajo de los artistas, Fernando (actualmente con 71 años) y sus hijos renuevan a Vía Libre para mantenerla tan activa y vigente como en aquellos buenos viejos tiempos.

Castro y sus hijos Daniel (40), Macho (49) y Andrés (45) han buscado cómo darle un giro a Vía Libre, todo apuntando a la tecnología y la virtualidad, como bien lo dictan estos tiempos de nueva normalidad.

Para cumplir con las nuevas tendencias, la inagotable agrupación ofrecerá un concierto gratuito en línea este sábado 24 de octubre, a partir de las 7 p. m. El espectáculo se transmitirá por medio de la página de Facebook de la banda y también, como estreno, por su nuevo canal de YouTube. En este recital los acompañarán Carlos y Dennise, dúo de cantantes puntarenenses, y también el artista José Mata; quienes se unirán como invitados a Vía Libre en algunas canciones.

“Vamos a aprovechar ese día para presentar nuestro canal de YouTube, en el que vamos a estar sonando la música del recuerdo como Gabriela, Noche de verano y No he dejado de amarte; pero vamos a agregar nuevas grabaciones de temas originales y versiones de otras canciones como Cuéntame, que la vamos a estrenar y que es una canción que nos gusta mucho porque fue escrita en el 73, cuando empezó Vía Libre”, comentó Castro.

Esta es una forma para mantenerse vigentes, así es como lo ve Fernando Castro, quien es el fundador, bajista y voz principal de la banda. Las transmisiones virtuales son para él (al igual que para muchos músicos) la manera de seguir tocando pese a la pandemia, ya que las artes, asegura, han sido de los sectores más afectados por las directrices sanitarias del país.

Ver más!

“Vía Libre sigue siendo un grupo familiar que es casi la única forma de subsistir en estos tiempos tan complicados. Es bien sabida la situación difícil que está pasando el gremio. Bien dicen que de las crisis vienen las nuevas ideas, la gente sale fortalecida y este es el caso de Vía Libre porque hemos aprovechado el conocimiento y los deseos de trabajar de mis hijos”, agregó el veterano músico.

En medio de la crisis, los Castro han aprovechado el confinamiento para producir más música, ensayar más y prepararse continuamente. Incluso, armaron un estudio de grabación en casa del patriarca del clan para aprovechar el tiempo, y ahí es donde han realizado las producciones nuevas que van a subir tanto a Facebook como en YouTube.

“Nosotros nos mantenemos siendo los mismos desde el 98 y así vamos a terminar, no habrá diferencia, esta es la última etapa de Vía Libre y es la que quedará. Tratamos de mantener la identidad del grupo y aunque no estamos haciendo presentaciones en vivo nos volcamos a hacer videos y a seguir grabando para moverlo todo en redes sociales y acercarnos más al público”, comentó Andrés.

“Dada la coyuntura y la falta de apoyo, contamos con la ventaja digital que es a nivel global. El contacto con el público es importante para mantenerse, es necesario mantener ese enlace con la gente para que cada vez que tengamos un producto nuevo nos den ese apoyo que siempre nos han brindado. Si nos devolvemos a 1973, en ese momento no había celulares ni internet, pero teníamos el apoyo de algunas radios que nos sonaban en ese momento; de no ser por eso Vía Libre sería desconocida. Lamentablemente, eso se perdió aunque quedan algunas estaciones que apoyan, pero ahora lo que tenemos a mano es la tecnología para seguir ”, aseveró el artista.

Unidos en familia

Daniel, Fernando y Andrés son los hijos de Fernando Castro. Ellos mantienen viva a Vía Libre pese a las restricciones de la pandemia. Foto: Cortesía Fernando Castro.

Castro y su familia se han mantenido muy unidos en estos tiempos de pandemia. Afirma el intérprete que se han cuidado mucho, quedándose en casa para evitar los contagios, y esa unión es justamente la que los llevó a preparar con mucha calidad su próximo concierto.

Fernando, junto a su esposa Lorena López, con quien tiene 51 años de casado, sus cuatro nietos, sus hijos músicos y también sus hijos José David y Fabiola se han mantenido al pie del cañón para no dejar que Vía Libre se quede atrás.

La herencia del arte la dejó muy fuerte Fernando en Daniel, Macho y Andrés; ellos se dedican 100% a la música y es por eso que velan por el porvenir del grupo.

“Es una dicha trabajar juntos. Cuando uno se pone a verlo desde afuera es una bendición, es algo como caído del cielo porque hacer música en este país es difícil, pero nosotros tenemos la ventaja de que somos una familia unida y eso vale oro”, agregó Andrés.

“Este tiempo da chance para reflexionar, para estar más en familia y acostumbrarse a hacer cosas que antes uno no hacía”, contó Castro.

El artista se refiere a que él se ha dedicado a estudiar mucho, algo que le gusta hacer. Estudia sobre programas de informática para ayudarse a hacer los videos del grupo, y también computación.

El experimentado líder de la banda además que se siente un padre orgulloso y afortunado de tener a sus hijos como colegas en la música desde hace ya varios años, cuando entre todos decidieron revivir a Vía Libre tras un tiempo de descanso musical.

“Para la gente que tiene hijos o hermanos la familia siempre va primero. En el grupo si alguno tiene una situación especial todos nos involucramos para tratar de ayudar porque hay esa fidelidad familiar que cuesta mucho encontrarla en una agrupación que es como una empresa nada más. Soy un papá orgulloso y agradecido con Dios, soy muy realista y le agradezco a Él la suerte de tener hijos a los que les guste lo que uno hace”, concluyó el líder de la banda que, al igual que en los años 70, apuesta a seguir animando las veladas de su público fiel, ahora por medio de la web.