Música

Fanny Lu y Nicky Jam le devolvieron el sentido a la fiesta desde Parque Viva

Anfiteatro Coca-Cola albergó la primera edición del festival, que regresará en cuatro meses

Un Anfiteatro Coca-Cola más irreverente recibió a las cientos de personas que asistieron al Capital Imperial 2017.

El recinto dejó su habitual "formalidad" para recibir a un público mayormente juvenil que urgía de la música latina de Fanny Lu y del ritmo urbano de Nicky Jam.

LEA TAMBIÉN: Capital Imperial: relajarse entre compas, buena música y mucha lluvia

Para este sábado, el Anfiteatro enmarcó su escenario, simulando ser una pantalla, y el sector más próximo a él se convirtió en un lounge con ingreso preferencial.

En su parte más alta, el Anfiteatro tuvo aires de feria, con bombillas encendidas e instaladas desde una estructura de madera que subrayaron el carácter distendido de la noche.

Este sábado ese lugar fue otro, pero con el mismo sentido: albergar la fiesta. A cargo de amenizarla estuvieron los Dj's nacionales Fede Fernández y Jürgen Dörsan, pero el plato fuerte de la noche serían los colombianos Fanny Lu y Nicky Jam.

A las 8:46 p. m. las luces de aquel llamativo escenario se encendieron. Una imagen de Fanny Lu se proyectó en lo más profundo de la tarima.

Las siluetas de cinco chicas sensualmente vestidas se colaron entre los reflectores. Fanny Lu era la del centro. Estaba en el escenario.

Llorar es una locura fue la pieza con la que la sudamericana saludó a su público tico, por primera vez desde el Parque Viva.

Lu destiló belleza. "Costa Rica buenas noches. Ustedes siempre viven en mi", dijo de inmediato.

Con aquel vestido que dejaba ver a la perfección su tonificado cuerpo, Lu invitó al público a pasarla bien.

ADEMÁS: Capital Imperial: propuesta de festivales de música comienza con Nicky Jam y Fanny Lu

El perfume fue el tema que interpretó y el responsable de convertir los pasillos del Anfiteatro en improvisadas pistas de baile. Fanny Lu continuó dirigiendo a su público al clímax. Los llevó de la mano con No te pido flores y Lo que Dios quiera.

En el repertorio de la colombiana se coló La gozadera, de Gente de Zona. Aprovechó la mención de Puerto Rico que hace la pegajosa pieza para pedir ayuda para esa isla, gravemente afectada por el impacto del huracán María.

Así se retiró la artista del escenario y mientras regresaba, un "te amo Fanny Lu" se escuchó en la viva voz de un fan.

La latina volvió sin sus bailarinas y con La tierra del olvido, original de su paisano Carlos Vives.

Por más mujeres. De nuevo la música se apagó. La Fanny Lu por la que muchos pagaron ver y cantar sedujo nuevamente con música suya.

Con un look renovado y vistiendo de negro, Fanny Lu cantó Mujeres, un himno que celebra el empoderamiento de la mujer.

"Ustedes saben que les traigo canciones para que se sientan fuertes y que si las machacan ustedes les digan (a los hombres) ni loca", dijo Fanny Lu a la concurrencia.

Precisamente fue Ni loca la canción que continuó en su colorido y coreográfico show. Siempre lanzando la daga al corazón de los hombres, la rubia interpretó Fanfarrón, de las más antiguas y conocidas de su carrera.

"Esta canción me inspira todos los días. Los invito a cantar conmigo", afirmó con fuerza.

Sorprendió con La vida es un carnaval, de la siempre recordada Celia Cruz.

Para la tercera parte del show Fanny Lu vistió de blanco. Así cantó Celos. Así vino otro cover: el clásico que sobrevive al tiempo Simplemente amigos, de Ana Gabriel, esta vez en versión salsa.

Llegaron Don Juan (que canta con Chino y Nacho) y Tú no eres para mí el único momento donde se reinvindicó con los hombres al decirles: "mis hombres también los quiero".

Con un "pura vida", Fanny Lu se despidió del escenario, cerca de una hora después de haber iniciado su espectáculo, y minutos después regresaría la euforia colectiva con Nicky Jam.

Fiesta pura. Nicky Jam tendría a cargo el cierre del festival. Se dejo ver a las 10:22 p.m. solo antecedido por un video que recopilaba los momentos más memorables de su carrera.

Jam, su reguetón y el "perreo" propio de ese género musical desquiciaron al público desde el primer minuto de su show.

El artista emergió desde una intensa luz naranja con Hasta el amanecer. De inmediato se fusionaron coloridos láseres, luces y un "pura vida".

Nicky Jam prometió fiesta y la trajo en su estado más puro. Con Travesuras continuaron los coqueteos corporales entre conocidos y desconocidos, movimientos de cadera, gritos... euforia.

Aunque la música bajó la intensidad con La ocasión, los ánimos del público se mantuvieron en lo más alto. La pieza planteó un juego de seducción entre Nicky y el público, que se mantuvo incluso con Voy a beber, que cantó junto a sus fans ticos de principio a fin.

Similar a Fanny Lu, Nicky Jam incorporó algunos covers en su show, como De pies a cabeza, de Maná.

Aún así no desencantó. Sunset y Si tú no estás llegó entre gritos y chiflidos.

Una camiseta de la Selección Nacional terminó en sus manos procedente del público. Jam la colocó en su hombro derecho y cubierto por una luz roja se retiró del escenario por unos minutos.

Regresó con El amante, a juzgar por la reacción de la audiencia, una de las más esperadas de la noche.

Fanática sensual, Ay vamos y Si necesitas reguetón rompieron las reglas de la audiencia que ya vaticinaba el final de una eufórica presentación.

Tres bailarines hombres y una chica animaron con bailes coreógrafos otro descanso que Jam se dio antes de regresar con un explosivo cierre.

Un ave fénix apareció en el fondo de la tarima. Nicky Jam salió nuevamente con Te busco. Si tú la ves y El perdón volvieron incontrolable al Capital Imperial que cumplió en su primera edición, al menos en los primeros criterios que se lograron escuchar cuando las luces del Anfiteatro Coca-Cola se apagaron.

El festival regresará en cuatro meses con la esperanza de ver tantas almas bailando al ritmo de música tan variada y tan gustada a la misma vez.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.