Carlos Soto Campos. 19 octubre, 2018
Grupo nacional Hijos estrenará su segundo álbum Sol Naciente. Foto: Andrés Orozco

El saludo diario del astro mayor y la promesa de un nuevo comienzo inspiraron Sol naciente, nuevo álbum del grupo nacional Hijos.

Hijos apareció en la escena con Nu9ve (2016) un proyecto en solitario de Pablo Rojas. Durante los dos últimos años y acompañado de otros músicos, finalmente encontró el sonido que representará al grupo.

El resultado es tan refrescante como un amanecer. El quinteto formado por Marvin Picado en el bajo, Alí Mondol en la batería, Diego González en teclados y programación y Rojas en voces guitarra y teclados lograron armar un disco coherente en sonido y rico en contenido.

La producción, es decir las decisiones que moldearon este sonido, corrieron a cargo de Rojas y de Jorge Popeye Noguera. Las grabaciones se dieron durante este año, al mismo tiempo que trabajaban en la banda sonora de la película tica Cascos indomables.

“Durante las sesiones de Cascos, cuando viajaba en carro con Popeye yo le ponía referencias, canciones que tenían sonido o ideas que yo quería en el disco.

“Fue complicado porque las canciones era muy diferentes, pero el reto nos llevó a responder qué iba a sonar Hijos en esta nueva etapa, poder dar en el clavo”, comentó Rojas.

Hijos ofrece en este primer disco como banda (y su primer lanzamiento en el sello Sonido Nuevo) un indie pop que puede recordar tanto a los sonidos ochenteros de The Human League como las dulces melodías de Café Tacvba.

Sol naciente es un disco muy serio, pero lúdico en sus composiciones. En medio de las canciones es fácil escuchar triángulo, cencerros y sonidos de percusión que rara vez incorporaría una banda de pop nacional.

Al mismo tiempo hay un gran énfasis en sacar los sonidos más complejos de los sintetizadores, instrumentos con los que Rojas y Noguera se obsesionaron.

El mismo título del disco viene de esa dicotomía entre el juego y la seriedad: surgió viendo una película de Cantinflas.

“Había probado unos tres nombres y por cosas de la vida me senté a ver la película del abogado (Un Quijote sin manchas), en la que él se va a tomar un café en un lugar que se llama El Sol naciente.

”Vi que tenía una relación con la música, porque un Sol naciente es un reflejo del cambio permanente, todos los días amanece y oscurece. A la vez la imagen del Sol naciente es esperanza, luz y eso es lo que transmite este disco”, detalló Rojas.

Cerca del público
El fotógrafo Andrés Orozco se encargó de retratar al grupo para el arte de 'Sol naciente'.

Entre las letras del disco se puede encontrar música que aboga por el autocuido, así como ansiedades y corazones rotos.

“El disco tiene como una curva: comienza con un nacimiento (Ave Molar), un ideal y luego pasa por unos momentos más oscuros (en Cúrcuma y Luces de San José)”, explicó Pablo Rojas.

“Cuando termina Pueblos aparece Gorila, la lucha entre la razón y el corazón, y luego Sirenas, que es como volver a uno”, añadió el compositor cartaginés.

Pensando en honrar su provincia y en el fin de la vida, Pablo Rojas escribió la canción La última joya, que tiene el mismo nombre de la funeraria de la vieja capital. “Al final todos vamos a terminar ahí”, dijo.

Rojas espera hacer la presentación del disco hasta el 2019, cuando ya el público conozca mejor las canciones.

Por el momento no tienen presentaciones pautadas en lo que resta del año, aunque existe la posibilidad de que toquen a finales de noviembre e, incluso, que se geste una oportunidad para dar un concierto fuera del país.

Sol naciente se puede escuchar en las principales plataformas digitales o bien, comprar en la tienda de SonidoNuevo.com